La Basílica de Santa María de Vigo, en el Plan de Catedrales que destina casi 40 millones a la mejora de estas iglesias en Galicia

La concatedral-basílica de Santa María.

Además de en la Concatedral de nuestra ciudad, se actuará en las basílicas de Lugo, Mondoñedo, Ourense y Tui, así como en la antigua catedral de San Martiño de Mondoñedo de Foz y en la concatedral de San Xiao de Ferrol

El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, destacó hoy la aprobación del Plan de catedrales de Galicia 2021-2027 que, dotado con una inversión de 38 millones de euros, permitirá el desarrollo de actuaciones para mejorar la conservación de los conjuntos catedralicios de la Comunidad, con el horizonte del Xacobeo 2027.

En la rueda de prensa del Consejo, Rueda explicó que el proyecto incluye intervenciones en monumentos de los entornos del Camino. Concretamente, en las basílicas de Lugo, Mondoñedo, Ourense y Tui, así como en la antigua catedral de San Martiño de Mondoñedo de Foz y en las concatedrales de San Xiao de Ferrol y de Santa María de Vigo. Así los grandes conjuntos religiosos de Galicia quedan amparados por este plan con una vigencia hasta el 2027.

“Estamos hablando de una hoja de ruta cuya planificación y ejecución se va a hacer a través de las distintas diócesis y cabildos catedralicios que conocen perfectamente sus monumentos y que nos ayudarán, como ya hicieron con la Catedral de Santiago, a implementar este plan”, apuntó Rueda, añadiendo que gracias a esta iniciativa se mejorarán y garantizarán la conservación y futuro de estos templos.

Más al por menor, y teniendo en cuenta los planes directores de cada uno de los conjuntos, el vicepresidente primero destacó que el proyecto cuenta con una lista más amplia de actuaciones que se podrán actualizar y serán reorientables, con base en la consecución de los objetivos del plan, de la detección de nuevas prioridades o de la disponibilidad de nuevos recursos que se puedan obtener.

Asimismo, afirmó que en esta compilación se incluyen también las intervenciones pendientes de finalizar en la Catedral de Santiago, dotadas con 6 millones de euros del Plan de Catedrales y que se están llevando a cabo en la actualidad.