La Autoridad Portuaria de Vigo alcanzará su objetivo cero emisiones en 2025

Las actuaciones llevadas a cabo en los últimos años han logrado una reducción del 93,22% de la emisión de gases de efecto invernadero

Carlos Botana apuesta por aprovechar los retos que plantea la transición energética para potenciar el desarrollo tecnológico e industrial  de Vigo y de Galicia

La Autoridad Portuaria de Vigo sigue dando pasos de gigante dentro de su estrategia Blue Growth con el objetivo de convertirse en un puerto verde de referencia a nivel mundial y alcanzar su objetivo de cero emisiones en 2025.

Así lo confirmó su máximo responsable, Carlos Botana, con motivo de su participación, esta mañana, en un foro sobre sostenibilidad organizado por la Asociación Profesional de Empresas Medioambientales de Galicia (APROEMA), con motivo de la 6ª edición de sus premios de Medio Ambiente, donde explicó que los objetivos y proyectos del Puerto de Vigo para luchar contra el cambio climático se basan principalmente en la reducción de emisiones a través de la implantación de energías renovables.

En este sentido, el presidente portuario se refirió a la apuesta llevada a cabo por la APV en los últimos años a favor de la autosuficiencia energética y las cero emisiones, con la instalación de paneles solares en diversas localizaciones, como la Terminal Ro-Ro y el Puerto Pesquero, al tiempo que avanzó nuevas inversiones en esta materia, a las que destinará, en los próximos meses, más de 1M€.

Así, y gracias a todas las actuaciones llevadas a cabo en los últimos años, el Puerto de Vigo ha logrado una reducción del 93,22% de la emisión de gases de efecto invernadero desde el año 2017.

Asimismo, la Autoridad Portuaria de Vigo ha participado en sendos proyectos europeos, Portforward y Portos, que han dado lugar a la instalación, este mismo año, de 5 sensores para la monitorización de la calidad del aire en diversas zonas portuarias, lo que facilita el seguimiento en tiempo real del impacto de la actividad portuaria.

De igual forma, en el marco del proyecto Digital Logistics, la Autoridad Portuaria de Vigo está diseñando una Oficina de Cambio Climático, que ofrecerá un servicio de diagnóstico y acompañamiento a las empresas industriales y logísticas orientado a evaluar su huella de carbono, ayudará a mejorar los procesos de toma de decisión de la reducción de C02 e incorporará acciones que favorezcan la eficiencia energética de sus procesos.

En lo que respecta a los retos de futuro, Botana se refirió a la importancia de apostar por los nuevos combustibles como el Gas Natural Licuado o el Hidrógeno, siguiendo la senda iniciada por el proyecto Julio Verne, que permitirá disponer, no solo de la primera estación pública de hidrógeno verde de Galicia, sino también, emplear este combustible en la movilidad terrestre, marítima e industrial. “La transición energética nos tiene que servir para el desarrollo tecnológico e industrial  de Vigo y de Galicia”, insistió Botana. “Tenemos empresas que fabrican motores, coches, barcos, etc. y eso lo tenemos que aprovechar en una verdadera revolución industrial que sirva para reforzar a la pequeña y mediana empresa de la región”, concluyó.