La Audiencia de Pontevedra impone 13 años de cárcel al hombre que mató a su hermano con un sacho en Salceda de Caselas

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra, de acuerdo con el veredicto del tribunal del jurado, ha impuesto trece años de cárcel al hombre que mató a su hermano en Salceda de Caselas por cometer un delito de homicidio, con la agravante de parentesco y la atenuante de confesión. En la sentencia, la magistrada presidenta indica que el tribunal popular consideró probado que la intención del acusado fue causar la muerte de la víctima. Así, declaró acreditado que el sospechoso, que mantenía malas relaciones con su hermano, empezó a discutir con él y, en un momento dado, le arrebató el sacho que portaba y le propinó tres golpes en la cabeza que acabaron con su vida.

En la resolución, explica que el jurado entendió que la causa de la muerte, sucedida en agosto de 2019, fueron esos tres golpes en la cabeza, un hecho corroborado por la declaración de las forenses. Además, recalca que “haciendo uso de una herramienta del campo, en concreto, una azada, lo atacó de forma violenta en una zona muy concreta de su cuerpo, de importancia vital, su cabeza”. Como consecuencia de esta agresión, lo mató. Además de los trece años de prisión, la Audiencia le ha impuesto la prohibición de aproximarse y comunicarse con la esposa de la víctima y con sus dos hijos durante un periodo superior en diez años a la pena de cárcel, así como el abono de una indemnización a los tres familiares de 800.000 euros.