La app de Vithas supera en casi un 30% la valoración media del sector sanitario

Con 4,5 puntos sobre 5, supera ampliamente los 3,1 de media que obtienen las aplicaciones de los principales grupos sanitarios españoles

La apuesta de Vithas por la omnicanalidad está a punto de alcanzar el millón de pacientes digitales que acceden desde la app y web a su área privada de salud

La apuesta de Vithas por la omnicanalidad en su relación con los ciudadanos está generando un notable incremento del número de pacientes digitales y una mejora constante de su valoración en las tiendas de aplicaciones App Store y Google Play.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

Así, la valoración de la app de Vithas es un 28,4% superior a la media de las aplicaciones de los principales grupos hospitalarios españoles. En concreto, obtiene una puntuación global de 4,5 sobre 5 (4,4 en móviles Android y 4,7 en iOS), frente a los 3,1 puntos de media que obtienen las aplicaciones del resto de empresas sanitarias (3,1 en Android y en iOS).

La aplicación móvil de Vithas permite realizar la mayoría de las gestiones más frecuentes de los pacientes, como pedir o cancelar citas para sí mismos o sus familias, descargarse informes médicos y pruebas diagnósticas, consultar sus historias clínicas e interactuar con sus especialistas en caso de que así lo haya acordado con su médico. Todo ello con una interfaz visualmente limpia e intuitiva y de fácil usabilidad.

Paciente digital

“Vithas se relaciona con sus pacientes y usuarios allí donde ellos están, y eso incluye de forma clara a los canales digitales”, explica María José Basanta, directora corporativa de Experiencia Paciente de la compañía.

“Nuestra estrategia de experiencia del paciente lo es también del paciente digital, que representa a casi un millón de personas que ya se relacionan con Vithas cuando quieren y desde donde quieren a través de la app y desde el área privada de nuestra web. Un claro ejemplo de ello es que casi 1 de cada 5 citaciones se realiza ya online”, subraya María José Basanta.