Interceptan en Cabo Estay a un pescador furtivo con varios pulpos que no daban la talla mínima

El hombre se jactaba en diversas redes sociales de sus capturas ilegales, alardeando de sus excesos tanto en los cupos como las tallas establecidas por la Administración competente

El pasado fin de semana, la Unidad Fénix perteneciente a Policía Local de Vigo, especializada en el control de drones y demás aeronaves, inició operativo en coordinación con los Guardias Rurales de la Cofradía de Pescadores de Vigo y la Unidad UMIR, especialistas en medioambiente y perteneciente a Policía Local de Vigo.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

Los agentes mantuvieron el vuelo de su aeronave, localizando a un buceador sin la baliza de señalización obligatoria en la Playa de Calzoa-Fechiño, comprobando que dicho buzo realizaba tareas de pesca submarina portando una bolsa. Se mantuvo la vigilancia sobre este individuo, hasta que cesó en su actividad saliendo posteriormente de la playa. En ese momento fue interceptado por los agentes del orden, quienes comprobaron que el joven cargaba una bolsa con varias capturas, careciendo de licencia de pesca y de licencia federativa, por lo que fue propuesto para sanción ante la Consellería de Pesca por estos hechos, además de por ejercer la actividad en el agua sin ningún tipo de balizamiento de localización reglamentario.

El día 24 de marzo en torno a las 20:30 horas los agentes de la Unidad Fénix, centraban su vigilancia en la zona de rocas de Cabo Estay debido a la gran cantidad de buceadores que ejercían correctamente su actividad, vigilando que la tarde discurriese con normalidad.

Cuando se encontraban en las inmediaciones de la playa de Sobreira, localizaron un vehículo propiedad de un viejo conocido de los agentes encargados de la vigilancia debido a la reincidencia de las actividades furtivas llevadas a cabo por este varón. El hombre se jactaba en diversas redes sociales de sus capturas ilegales, alardeando de sus excesos tanto en los cupos como las tallas establecidas por la Administración competente.

Una vez el hombre salió del mar, se dirigió a su vehículo, introduciendo en su maletero una bolsa. En ese momento fue interceptado por los Policías quienes le solicitaron que les enseñase las capturas realizadas para comprobar que se trataban de especies legales y reunían las medidas reglamentarias establecidas. El hombre, J.M.A.A. vaŕon de 52 años de edad, manifestó que las capturas del interior del maletero de su vehículo eran de su propiedad y que cumplía con la normativa vigente tanto en número de piezas como en su tallaje.

Los agentes comprobaron que efectivamente su pesca cumplía reglamentariamente con la norma, no obstante decidieron revisar el maletero del vehículo del pescador, localizando un doble fondo en el espacio destinado a maletero del turismo, en el cual se ubicaba una tinaja con gran cantidad de pulpos, varios de ellos con un peso inferior de 500 grs. Estas capturas no están permitidas, ya que legalmente se estipula un peso mínimo de 1000 grs por pieza y un máximo de dos capturas por persona. El hombre había capturado también varios chocos y una dorada, comprobando además las fuerzas del orden, que el varón interceptado tenía tanto la licencia de pesca como la licencia federativa caducadas desde el año 2023.

Por todas las irregularidades observadas fue propuesto para sanción por las diversas infracciones cometidas a la ley de pesca de Galicia y remitidas todas ellas a la Consellería del Mar. La totalidad de las capturas intervenidas, que alcanzaban un peso de 8 kilos aproximadamente, fueron entregados a una entidad social de la ciudad y todo el material de pesca intervenido al denunciado fue depositado en las dependencias de Guarda Costas de Galicia.