A las 19:25 horas de la tarde de ayer, una patrulla de la Policía Local se personó en un establecimiento situado en la calle Príncipe, donde al parecer tres chicas menores de edad habían hurtado varios artículos.

En el lugar, los agentes se entrevistaron con el responsable del local y la vigilante de seguridad, comunicando esta que había observado como tres jóvenes hurtaban diferentes productos de cosmética a través de las cámaras de vigilancia instaladas en el local.

La encargada de seguridad refiere que en el momento que las muchachas procedían ausentarse del establecimiento sin haber abonado la mercancía, les dio el alto, informándoles de lo acontecido, para a continuación llevarlas a un lugar aparte y retirarles los artículos sustraídos.

Los funcionarios procedieron a la identificación de las jóvenes dando aviso a sus progenitores, quienes se presentaron en el lugar para hacerse cargo de sus hijas.

Las chicas, todas ellas de 14 años de edad, habían intentado sustraer productos por valor de 1.386,87 euros en su conjunto.

Cabe mencionar que a las menores se le encontraron productos de bisutería hurtados en otro local de la misma calle, por un valor de 37,93 euros, así como otros enseres de maquillaje, libretas de posits y un juego de limas, posiblemente de un tercer establecimiento.

Finalmente los actuantes dieron cuenta a la fiscalía de menores de los hechos acontecidos.