En el día de ayer, la Policía Local de Vigo atendió un nuevo caso de huida tras colisión, concretamente a las 00:55 horas en la rúa Chano Piñeiro. Un particular observó como un turismo golpeaba otro correctamente estacionado, dándose inmediatamente la fuga.

El testigo de los hechos, facilitó los datos de identificación del causante de los daños, estableciéndose un operativo de búsqueda compuesto por varias Unidades Policiales.

Los agentes localizaron el vehículo fugado, en la confluencia de las calles Rosalía de Castro con la rotonda de Miragaia, al tiempo que otra Unidad verificaba los daños en el turismo estacionado.

En el proceso de identificación del conductor, que resultó ser J. G. N. P. de Vigo y 61 años de edad, los agentes se percataron de que presentaba claros síntomas de encontrarse bajo los efectos del consumo de bebidas alcohólicas. Por ello procedieron a realizarle las pruebas preceptivas de determinación del grado de impregnación alcohólica, arrojando estas un resultado positivo de 0,66 y 0,59 mg/l de alcohol por aire expirado, lo que no excede el límite penal establecido.

Por este motivo, también se instruyeron diligencias, para traslado a la autoridad judicial competente, así como la denuncia administrativa por abandonar el lugar sin facilitar sus datos.