Guardacostas requisa cerca de 670 kilos de distintas especies de pescado y marisco, alrededor de 550 útiles y 1.500 metros de artes de enmalle

Buena parte de los utensilios incautados y de los recursos decomisados son el resultado de distintos operativos conjuntos del Servicio de Guardacostas, de la Policía Autonómica y del Servicio Marítimo de la Guardia Civil ante el inicio de la campaña de extracción del centollo

Las actuaciones en el litoral de Galicia, con la intervención de buceadores en algunas de ellas, permitieron retirar cerca de 150 kilos de centollo obtenidos ilícitamente y más de 400 nasas para la captura de distintas especies, entre ellas este crustáceo

Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería del Mar, requisaron cerca 670 kilos de distintas especies de pescado y marisco, alrededor de 550 útiles y 1.500 metros de artes de enmalle en diferentes controles realizados en los últimos días en el litoral de Galicia. Buena parte de esos resultados son fruto de las inspecciones realizadas en las jornadas previas al inicio de la campaña de extracción del centollo, que comenzó el pasado domingo en las costas de A Coruña y Pontevedra.

Precisamente, ante el fin de la veda de este crustáceo, buceadores del Servicio de Guardacostas de Galicia, de la Policía Autonómica y del Servicio Marítimo de la Guardia Civil participaron en varios dispositivos conjuntos desarrollados en distintos puertos de la comunidad con el objetivo de verificar que se cumple la normativa vigente en relación con la captura de la especie y velar por la protección del recurso. Esas actuaciones permitieron decomisar cerca de 150 kilos de centollo obtenidos de manera irregular -que fueron devueltos al mar- y más de 400 nasas para la captura de distintas especies, entre ellas el centollo.

Una de las actuaciones más importantes de las realizadas por los buceadores se produjo en los puertos de *ragove (Cambados) y de O Grove, donde los agentes requisaron 41 viveros, 132 kilos de voandeira, 120 de mejillón, más de 44 kilos de nécora, nueve kilos de ostra, cuatro de centollo, cinco de almeja japonesa, más de tres de camarón y algo más de dos de reló. Tanto los útiles como las especies estaban sin identificar, por lo que fueron retiradas y los pescados y mariscos devueltos al mar. Fue el resultado de un operativo en el que participaron buceadores de las embarcaciones de Guardacostas Paio Gómez Chariño y Hermanos García Nodal y también de la Policía Autonómica así como guardacostas.

En otro dispositivo de este tipo puesto en marcha en los puertos del Xufre y San Xulián (A Illa de Arousa) -también con la intervención de buceadores y de las mismas embarcaciones- fueron incautados 40 viveros y una docena de nasas sin identificar así como 43 kilos de almeja roja, 22 de ostra, 19 kilos de reló, 15 kilos de almeja babosa y 14 de fina, nueve kilos de nécora y algo más de siete de camarón. Las especies fueron devueltas al mar pues estaban vivas.

Otro operativo protagonizado por buceadores -de la embarcación de Guardacostas Paio Gómez Chariño y del Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil con el apoyo de agentes de los dos organismos- se desarrolló en el muelle de Oza y en el náutico de A Coruña. El resultado fue la incautación de cinco nasas y un vivero y el decomiso de tres kilos de nécora, más de un kilo de lumbrigante y medio kilo de camarón. Tanto los útiles como las especies estaban sin identificar, por lo que fueron devueltas al mar.

Otros controles

Los guardacostas desarrollaron a mayores distintos operativos por tierra, en diferentes puertos de la comunidad, que se saldaron con importantes decomisos e incautaciones. Uno de ellos, en el puerto de la lonja vieja de Camariñas, permitió requisar 88 nasas de hierro ilegales tipo centollo y levantar un acta de presunta infracción a su propietario. Mientras, un control en el puerto de Camelle, en Camariñas, se saldó con la incautación de 121 nasas sin identificar. A ellos se sumaron varios controles en el muelle coruñés de Oza, con la incautación de dos salabardos de red y una bolsa y el decomiso de más de 33 kilos de centollo sin identificar que fue devuelta al mar, y otros de menor importancia en los puertos de Meira y Chapela (en Vigo), Rianxo, Sada, Ares, Bueu y Porto do Son.

Entre las operaciones más importantes desarrolladas por mar se encuentra una en la ría de Pontevedra que permitió incautar 85 nasas ilegales, un fusil, un par de aletas, unas gafas con tubo, un cinto con plomos y una red de pesca. En ese dispositivo también se decomisaron 24 kilos de centollo, más de 21 kilos de pulpo, dos kilos de nécora y medio de camarón, especies que estaban sin identificar por lo que fueron devueltas al mar.

En la ría de Pontevedra se realizaron otras dos actuaciones con el resultado de más de 150 nasas incautadas que estaban sin identificar y el decomiso de más de 50 kilos de pulpo y tres kilos de nécora que fueron devueltos al mar. Mientras, en un operativo en la ría de Ferrol se requisaron 1.500 metros de artes de enmalle sin identificar y sin jalonar y 67 kilos de centollo, que fue devuelta al mar. A estos operativos se añadieron otros en las rías de Vigo y Arousa con pequeñas cifras tanto de decomisos como de incautaciones.