Galicia se sitúa por debajo de los umbrales de pellets en la costa para los que los criterios internacionales recomiendan actuaciones de limpieza

Los técnicos del Camgal recomiendan, tras reducirse la presencia de granza, una desescalada progresiva de los medios de limpieza para evitar daños en el medio y una vigilancia que permita actuar con velocidad ante cualquier cambio

Los integrantes del Centro de Coordinación Operativa (Cecop) del Plan Territorial de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Galicia (Plan Camgal) confirmaron en su reunión de hoy en Santiago que el incidente de la llegada de pellets descendió notablemente y ya no llega a los umbrales mínimos que recomiendan los organismos internacionales para su recogida.

Segundo explicó al término del encuentro Lino Sexto, director del Plan Camgal y subdirector general del Servicio de Guardacostas de Galicia de la Consellería del Mar, en el encuentro del Cecop para evaluar la evolución del vertido de pellets provocada por la pérdida de parte de la carga del mercante Toconao ante las costas de Portugal se explicó que todas las fuentes consultadas, desde lo Centre de Documentation, de Recherche, et de Experimentations sur les Pollutions Accidentelles des Eaux (Cedre) de Francia, a la Norwegian Coastal Administration noruega o la Organización Marítima Internacional (OMI), así como la experiencia de otros siniestros constatan que se está por debajo de las cuotas que recomiendan realizar actuaciones de limpieza de espaldas.

Así, se está por debajo de los 150 pellets/m2 que fue el método utilizado en Noticia Zelanda tras el incidente del MV Rena. No se llega tampoco a la recogida de 50 gramos (3.000 unidades) de pellets de plástico por cada operador y día, baremo utilizado en la costa de Sudáfrica tras el siniestro del MSC Susanna; y no se consiguen los 500 ml (equivalentes al contenido de dos vasos) de este residuo granulado por limpiador y día, criterio que se usó en la costa de Noruega tras el accidente del Trans Carrier.

Según el director del Camgal toca comenzar a pensar en que estos medios no causen más daño que beneficios en la costa gallega, adaptándose de forma proporcional a la situación real de la costa. Por este motivo, los técnicos del Cecop recomendaron también una desescalada progresiva de los medios de limpieza, aunque se mantendrá la vigilancia constante para reaccionar, con la máxima velocidad, si se produce un cambio de la situación.

Tras el análisis de los informes facilitados y la observación continua que se realizan en las playas de Galicia, los técnicos que forman el plan Camgal llegaron a la conclusión de que la comunidad reúne los criterios para reducir la alerta. Esta intención será transmitida a la Delegación del Gobierno en Galicia y, salvo que desde lo Ejecutivo estatal se manifieste algún tipo de oposición, será efectivo esta misma semana. En caso de que en un futuro  existieran criterios para subir de nuevo el nivel se hará de forma inmediata.

Evolución de la situación

En el encuentro dirigido por Lino Sexto participaron la directora general de Calidad Ambiental, Sostenibilidad y Cambio Climático de la Vicepresidencia Segunda y Consellería de Medio Ambiente, Sagrario Pérez Castellanos, así como técnicos de Intecmar, Meteogalicia y del Servicio de Guardacostas, que abordaron los trabajos realizados y la situación actual del vertido.

Desde la declaración de la fase de alerta del Plan Camgal el día 3 de enero del 2024 se intensificó la busca tanto marítima como con helicópteros y también terrestre para propiciar la detección de pellets. Después de haber sacado de los arenales 3.560 kilos de este material (equivalentes a 142 sacos) y casi 12.000 kilos de otros residuos plásticos, los técnicos apuntan que los esfuerzos de limpieza de las costas solo resultan ser efectivos y eficientes en el caso de enfrentarse a cantidades significativas de pellets.