Galicia registró cerca de 47.100 rayos en 2023, un 66 % más que el año anterior

El día con mayor número de rayos detectados fue el 9 de septiembre, cuando se detectaron 10.204 descargas

Galicia registró 47.099 rayos en 2023, un 66% más que el año anterior, lo que lo convierte en el segundo año con más descargas eléctricas de la serie al estar solo por detrás de los 47.937 detectados en 2017.

En concreto, hubo 77 días de tronada, destacando el mes de junio con 15 días; mayo, con 13, y septiembre, con 12. Así, el mes de junio destaca con 16.640 rayos, el 35% del total del año, mientras que, en septiembre y mayo, se registraron 13.675 y 13.583, respectivamente.

Por otra parte, el día con mayor número de rayos detectados fue el 9 de septiembre, cuando se detectaron 10.204 descargas. En esa jornada, Galicia se encontraba bajo la influencia de una extensa zona de bajas presiones relativas en superficie acompañada por una depresión en altura al noroeste de la Península. Esta situación derivó en una elevada inestabilidad atmosférica, al tener lugar en una época del año en la que en superficie las masas de aire aún son muy cálidas.

Por provincias, Lugo registró el 34% del total inscrito, seguida de Ourense -28%-, Pontevedra -20%- y A Coruña -18%-. En este sentido, hace falta recordar que Meteogalicia cuenta desde finales de 2009 con una red de detección de descargas eléctricas nube-tierra que permite la monitorización de tronadas en tiempo real. A mayores, el sistema también permite estimar las posibles evoluciones a muy corto plazo de estos fenómenos.

La red está compuesta por 4 detectores de rayos: en el alto de O Rodicio (Ourense), Castro Ribeiras de Lea (Lugo), Mabegondo (A Coruña) y Vigo Campus (Pontevedra).

En cuanto a la radiosondaje, hay que indicar que se trata de un método de exploración de la atmósfera que permite conocer la estructura vertical desde el suelo hasta una altura de 25 km por medio de la medida de las principales variables termodinámico (temperatura, humedad y presión). Se lanza una vez a la semana -los martes- a las 9,00 horas, aproximadamente.

A lo largo del año 2023, las medidas evidenciaron que la altitud de la tropopausa -zona de transición entre la troposfera y la estratosfera- varió entre los 10 km en febrero y los 14 km en agosto, mientras que la del cero térmico osciló entre 2 km (enero) y 5 km (agosto). A nivel anual, la altura media de la tropopausa se halló en 12,1 km y la del cero térmico a 3,2 km. Considerando la evolución de dichas variables, no se aprecian tendencias desde el comienzo de los lanzamientos (año 2011).