Fernández-Tapias lamenta que Vigo pierda la oportunidad de liderar el movimiento municipal por el cambio climático

Fernández-Tapias en una intervención en un acto de la CEP.

La delegada territorial de la Xunta critica “el nulo compromiso” del alcalde en este ámbito, que no llegó a presentar el preceptivo Plan de Acción por la Energía Sostenible cuando formaba parte del Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía

La delegada territorial de la Xunta, Marta Fernández-Tapias, lamentó que por la falta de compromiso con el cambio climático del alcalde, Abel Caballero, Vigo no lidere en Galicia el Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía, el mayor movimiento en mundial de autoridades municipales para combatirlo.

Tras recordar que Vigo fue en su día la primera ciudad gallega en firmar el referido pacto, lamentó que había sido expulsada por no presentar a tiempo el preceptivo Plan de Acción por la Energía Sostenible —desde su adhesión en 2011 tenía dos años para implantarlo—. Así, Fernández-Tapias explicó que Vigo quedó fuera de una iniciativa que nació en Europa en el 2008, y que a día de hoy implica a 9.000 autoridades locales y regionales en 57 países, 285 de ellas en Galicia.

“Incumplió el compromiso con el pacto y ahora lo pagamos todos los vigueses”, advirtió la representante autonómica. En su opinión, “venimos de perder una importante oportunidad de formar parte de la red mundial de ciudades comprometidas con la emergencia climática”.

Fernández-Tapias recordó que en 2018 la Xunta asumió de forma oficial las labores de coordinadora de la iniciativa en la Comunidad y un año más tarde activó la Oficina Técnica del pacto para proyectar el trabajo conjunto con el municipalismo gallego. El Ejecutivo autonómico se convertía así en el interlocutor directo con los ayuntamientos a través de este instrumento, con el que se apoya a las entidades locales para que conozcan el marco regulador, legislativo y económico, con asesoramiento personalizado para cada caso e identificando posibles sinergias.

Con la vista puesta ahora en los objetivos de neutralidad climática 2050 (cero emisiones netas de gases de efecto invernadero), la delegada territorial invitó al regidor a sumarse de nuevo al pacto y, en esta ocasión, “hacer los deberes que le corresponden”.

“Es lo que tiene que hacer para corregir esta situación, adherirse y trabajar a favor de la lucha contra lo cambio climático”, indicó la delegada territorial.