Feijóo constata el papel referente de la planta viguesa para el grupo Stellantis, para el sector en Galicia y para el conjunto de la automoción a nivel mundial

El titular del Gobierno gallego visitó este mediodía la línea de producción de la versión eléctrica de los vehículos comerciales ligeros en la planta de Stellantis, en Vigo

Asevera que la fabricación en Galicia de una nueva generación de vehículos evidencia que la Comunidad tiene mucho que decir en el futuro de esta industria gracias a la competitividad y a la capacidad innovadora y tecnológica de la cadena de valor

Reitera el compromiso del Gobierno gallego con la automoción gallega y los nuevos retos ante la movilidad del futuro

Insiste en la oportunidad que supondrán los fondos europeos Next Generation con el proyecto AutoAncora, impulsado por Stellantis con CEAGA y el CTAG, y que aspira a captar una inversión de 1.300 millones de euros, creando 900 empleos e implicando a 85 empresas

Incide en la necesidad de una subestación en Balaídos, “una instalación aprobada desde hace años y que esperamos que vuelva a la planificación porque, si no, estaría produciéndose una discriminación injusta”

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, constató hoy el papel referente de la planta viguesa para el grupo Stellantis, para el sector en Galicia y para el conjunto de la automoción a nivel mundial. “Estamos hablando de uno de los motores económicos de la Comunidad”, aseveró.

Durante una visita este mediodía a la línea de producción de la versión eléctrica de los vehículos comerciales ligeros en esta planta, Feijóo aseveró que la fabricación en Galicia de una nueva generación de vehículos prueba que esta factoría es capaz de reaccionar a una demanda creciente de este segmento y de dar una respuesta en clave de sostenibilidad -como exige la nueva movilidad-. Y evidencia que Galicia tiene mucho que decir en el futuro del sector gracias a la competitividad y a la capacidad innovadora y tecnológica de la cadena de valor.

En esta línea, destacó el papel tractor de la industria de la automoción gallega, capaz de generar récords en 2020, con una facturación que ascendió a los 10.450 millones de euros, dando empleo a casi 25.000 personas. “Y esta factoría consiguió convertirse durante la pandemia en la planta de mayor producción de España, fabricando casi uno de cada cuatro coches en España, el 22,2%”, precisó.

A lo largo de su intervención, Feijóo reiteró el compromiso del Gobierno gallego con la automoción gallega y los nuevos retos ante la movilidad del futuro, incidiendo en la vía de la colaboración público-privada para alcanzar nuevas cuotas de desarrollo.

Al respecto, recordó que desde 2009 la Administración autonómica lleva inyectados un total de 210 millones de euros, canalizando muchas de estas aportaciones a través de programas como la Fábrica Inteligente o las Unidades Mixtas de Investigación.

Asimismo, recalcó la oportunidad que supondrán los fondos europeos Next Generation, refiriéndose al proyecto AutoAncora; una iniciativa, impulsada por Stellantis con CEAGA y el CTAG, que aspira a captar una inversión de 1.300 millones de euros, creando 900 empleos e implicando a 85 empresas.

“Estamos hablando de un proyecto para mejorar la competitividad en cuanto a optimización de flujos logísticos, la innovación, el desarrollo del vehículo conectado y autónomo, o la propulsión limpia con electricidad e hidrógeno verde”, resaltó.

Por último, el responsable del Gobierno gallego aprovechó el acto para incidir en la necesidad de una subestación en Balaídos, que supondría una calidad en la alimentación eléctrica y un abaratamiento del coste; “una instalación aprobada desde hace años y que esperamos que vuelva a la planificación porque, si no, estaría produciéndose una discriminación injusta”, concluyó.