Durante la conferencia de Ubisoft en la última E3, pudimos echarle un vistazo rápido a su próxima expansión del Rainbow Six Siege y un par de otros proyectos aquí y allá, pero lo que más impacto causó fue sin duda el gameplay reveal de Far Cry 6.

La última entrega de Far Cry llegará a las tiendas el próximo mes de octubre con Giancarlo Esposito interpretando a Antón Castillo, el antagonista de esta entrega.

Personalmente nunca entenderé porque las fechas de lanzamiento de los juegos triple A más esperados caen siempre cuando empiezan de nuevo las clases. Es sinceramente algo que me supera, pero dejemos eso para otro momento.

Primero de todo y para poner a los nuevos en contexto ¿Qué es Far Cry?

Esa es de hecho una magnífica pregunta. Verá, aunque es definitivamente una saga con elementos comunes, Far Cry no tiene ni personajes ni localizaciones fijas. Cada nueva entrega nos presenta nuevos personajes, villanos y terrenos. La única constante relevante sería la situación en la que se desarrolla la trama.

El protagonista llegará a una zona o región aislada del resto del mundo, un lugar sin ley o cuya ley no está exactamente enfocada a la protección y el bienestar de los ciudadanos. Puede ser una isla del pacífico, una pequeña nación africana o del centro de Asia, incluso una apartada región en las montañas del noroeste de los Estados Unidos.

Es allí cuando nuestro héroe encontrará al villano. Por motivos que varían bastante, este personaje se interpondrá en tu camino y vuestros destinos chocarán hasta el inevitable y casi siempre violento desenlace. No voy a mentiros, esta relación sienta muchas veces la base que hace interesante al juego. En Far Cry 2, la némesis del juego empieza siendo solo una recompensa más para el protagonista, un eficiente mercenario, imitando al Corazón de las Tinieblas o su más conocida adaptación cinematográfica en Apocalypse Now. Por otro lado, en Far Cry 4, el psicópata dictador que gobierna una pequeña nación del centro asiático resulta ser el padrastro del protagonista y está muy decidido a recuperar el tiempo perdido.

En este caso, Antón del Castillo nos recibirá en la isla de Yara. Esta vez Ubisoft ha optado por representar una nación de Latino América tratando de recuperarse tras una revolución que dejó sus ciudades en ruinas, campos en llamas y cementerios llenos. Aún así, la gente lucha por salir adelante y reconstruir su nación.

Lo que sí sabemos es que por desgracia para los habitantes de Yara, el gobierno de la isla decidió optar por un fuerte cóctel de fascismo aislacionista en lugar de una saludable dosis de democracia, y es así como nos encontramos a la nación tropical, llena de miedo y violencia.

Ubisoft ha confirmado que el mapa será el mayor de la saga hasta el momento, y han anotado que esta vez podremos ver una gran verticalidad en el mismo… pero más allá de eso aún no he visto ningún cambio radical… Far Cry sigue siendo, bueno, Far Cry.

Un gran arsenal de armas, campamentos que liberar, compañeros que reclutar, malos que acribillar… La esencia de la saga no ha cambiado ni un poco. Es cierto que ha habido cambios con respecto a sagas anteriores, o para ser más concretos, han vuelto a utilizar elementos que no usaban desde hacía una década.

Hay a quién esto le parecerá bien y quién ya esté cansado de la misma fórmula, ustedes ya sabrán lo que les parece a estas alturas. Como ya he mencionado, el juego saldrá a la venta el 7 de octubre de 2021. Eso es todo lo que puedo contarles de momento y nos vemos en el próximo artículo.