Fallece un hombre ahogado en el Miño a su paso por Arbo y buscan a uno de sus hijos

El padre fue localizado y sacado del río pero, pese a los esfuerzos de los efectivos sanitarios realizando labores de reanimación, solo se pudo confirmar su fallecimiento

Un hombre falleció en la tarde ayer en el río Miño a su paso por Arbo, mientras que uno de sus hijos permanece desaparecido. La madre y otro de los hijos pudo salir del agua. Los hechos ocurrieron a última hora de la tarde, cuando el 112 recibió una alerta por una familia con dos hijos menores, que se estaba bañando en una playa fluvial y fueron arrastrados por la corriente. La madre y uno de los hijos lograron nadar hacia la orilla y salir del río, mientras que el padre y otro niño se quedaron en el agua.

Los servicios de emergencias movilizaron dos helicópteros (H4 medicalizado y Pesca I de rescate) y también se trasladaron a la zona tres patrullas de Guardia Civil y el comandante del puesto de Arbo, un equipo Pegaso del Instituto Armado, medios portugueses (GNR y Bomberos Voluntarios de Melgaço), una embarcación de la Armada Española con base en Tui y Bomberos de O Porriño.

El padre fue localizado y sacado del río pero, pese a los esfuerzos de los efectivos sanitarios realizando labores de reanimación, solo se pudo confirmar su fallecimiento.

Mientras, se continúa la búsqueda del otro hijo, que sigue desaparecido, y los efectivos se han desplegado desde el puente internacional de Arbo a lo largo de todo el curso del Miño hasta su desembocadura.