El incidente comenzó en la tarde noche de ayer y no ha habido que lamentar daños personales

Los bomberos extinguieron esta madrugada un incendio que comenzó al atardecer de ayer en una nave de maderas ubicada en la parroquia de Sanguiñeda, en Mos. Por fortuna, nadie resultó herido y, aunque se produjeron algunos repuntes durante la noche, la situación está totalmente controlada.

En concreto, ardió serrín acumulado en los alrededores de los silos, en el recinto de una nave que actualmente está sin actividad. 

En la extinción trabajaron los Bomberos de Baixo Miño y los miembros del Servicio Local de Emergencias, que acudieron al lugar después de la alerta recibida en el 112 Galicia a las nueve de la noche.