Endometriosis, suelo pélvico y miomas, nuevas aplicaciones ginecológicas de la cirugía robótica

La coordinadora de ginecología del Hospital Vithas Vigo, la Dra.  Rosa Darriba, destaca el crecimiento de cirugías por endometriosis, suelo pélvico y miomas

Vithas Vigo fue, en 2019, el primer hospital gallego en empezar a realizar este tipo de intervenciones, que sólo se practican en el 42 por ciento de los hospitales con robots quirúrgicos instalados en España

La coordinadora de ginecología del Hospital Vithas Vigo, la Dra. Rosa Darriba, destaca el importante incremento experimentado en los últimos años por los procedimientos por patología benigna como la endometriosis profunda, los prolapsos o los miomas, en la cirugía robótica ginecológica. 

Así lo ha expuesto la Dra. Darriba durante su reciente participación en el LXXIV Congreso de la Sociedade Galega de Obstetricia e Xinecoloxía (SGOX), donde ha pronunciado una ponencia en la que ha puesto de manifiesto que el mayor número de cirugías ginecológicas realizadas con el robot Da Vinci es por motivo oncológico.

Según la Dra. Rosa Darriba, actualmente, tres de cada cuatro cirugías robóticas de esta especialidad se deben a algún tipo de cáncer ginecológico.  Sin embargo, en los últimos años, han crecido las indicaciones de otras patologías. Así, el tratamiento quirúrgico de la endometriosis supone ya el 15 por ciento de las cirugías ginecológicas robóticas; y las sacrocolpopexias (un tipo de cirugía de suelo pélvico) representan un 4 por ciento del total de cirugías ginecológicas mínimamente invasivas realizadas con asistencia robótica.

La coordinadora de ginecología del Hospital Vithas Vigo ha lamentado que de los aproximadamente 80 hospitales españoles que tienen un robot quirúrgico Da Vinci, solo el 42 por ciento de ellos los utilizan para casos de ginecología. 

Con todo, la Dra. Darriba Marino señaló que más de la mitad de las intervenciones quirúrgicas realizadas con técnica robótica corresponden a urología, y tan sólo un 10 por ciento a ginecología, algo que, según dijo, “contrasta con otros países donde el porcentaje de ginecología es muchísimo mayor”.

La clave es la precisión

“Aportaciones de la robótica a la cirugía ginecológica” fue el título de la ponencia de la Dra. Darriba en el Congreso de la Sociedade Galega de Obstetricia e Xinecoloxía. En su exposición, ha destacado que “la clave es la precisión, tanto en la disección y resección, como en la reconstrucción quirúrgica”.  

Otras ventajas asistenciales de la cirugía asistida por robot quirúrgico que destaca la Dra. Darriba son la visión estereoscópica en 3 dimensiones aumentada 10 veces, que permite realizar microcirugía; un “rango de movimiento muy superior a la mano humana” con los instrumentos del robot; y que “perfecciona la ergonomía” porque se opera sentado, con los brazos apoyados, lo que permite “que aumente mucho la concentración” y se reduzca la fatiga del cirujano. 

La coordinadora de ginecología del Hospital Vithas Vigo ha señalado, también, que es destacable que el robot quirúrgico Da Vinci aumenta la estabilidad al reducir el temblor humano. 

En otro orden de cosas, la Dra. Rosa Darriba se ha referido a que la curva de aprendizaje, que es distinta a la de la cirugía por laparoscopia “que tiene la ventaja de que es muy intuitiva, y está totalmente estandarizada y tutorizada”.

Eficacia, eficiencia y efectividad

La evidencia científica está más que contrastada, ya que, según ha indicado la Dra. Darriba, en 2019 había más de 21.000 publicaciones científicas sobre cirugía robótica. Según un estudio de 2012, los resultados son similares con cirugía robótica y laparoscópica, si bien hay gran diferencia en estancia hospitalaria y complicaciones; en el tiempo operatorio, y mejora los índices de dolor postoperatorio y sangrado. 

Reconoció, sin embargo, que existen “escasos estudios randomizados”. Uno de ellos concluye que la cirugía robótica tiene menor tiempo postoperatorio, menor tasa de conversión, es decir aumenta el número de procedimientos mínimamente invasivos

En su repaso por la bibliografía científica publicada, también destacó que varias publicaciones añaden un “mejor manejo y mejores resultados en las pacientes con obesidad” hasta el punto de que la cirugía robótica “puede igualar los resultados de pacientes obesas con pacientes no obesas”.   Además, aludió al consenso de la Sociedad Americana de Ginecología que apunta, a estas ventajas, que es más cara que la cirugía laparoscópica; pero más barata que la cirugía abierta, “relacionado directamente con un menor número de infecciones, menor sangrado y un recorte de la estancia hospitalaria”. En este punto, también detalló varios estudios que analizan la eficiencia en cuanto a coste-beneficio.

El futuro de la cirugía robótica

Además, la Dra. Darriba Marino ha recordado la rápida evolución de la cirugía robótica, cuyo uso se remonta a 1999, y que, desde 2005, está autorizado para ginecología. En Galicia, el primer robot quirúrgico se instaló en 2014 de la mano del urólogo Manuel Ruibal, responsable del Instituto de Cirugía Robótica del Hospital Vithas Vigo, que cuenta con este equipamiento desde 2018.  

Desde principios de 2019, el Hospital Vithas Vigo realiza cirugías robóticas ginecológicas, siendo el primer hospital gallego en utilizar el Da Vinci de forma generalizada para otras especialidades. Además de Urología y ginecología, el Hospital Vithas Vigo lo utiliza en intervenciones de cirugía general, cirugía torácica y otorrinolaringología.

La última parte de su intervención en el septuagésimo cuarto congreso de la Sociedade Galega de Xinecoloxía e Obstetricia, la Dra. Rosa Darriba habló del futuro de la cirugía robótica, que a su juicio, pasará por el desarrollo de la telemedicina; la planificación quirúrgica con modelos en 3 dimensiones; la cirugía guiada por imagen y por trazadores; y por la incorporación de modelos de inteligencia artificial basados en el uso de DATA y del aprendizaje automático y profundo de la cirugía permitirán que esta cirugía vaya a ser más segura, más individualizada y más personalizada para cada paciente.

Por último, la coordinadora de ginecología del Hospital Vithas Vigo aseguró que “la cirugía robótica ha venido para quedarse”.