EN PLENA NOCHE

Diego León es un joven y exitoso cantante vasco, que se marchó de su pueblo veinte años atrás, en busca de su sueño, y huyendo de los que le acusaban de la desaparición de su novia. Decide regresar al pueblo para asistir al funeral de un antiguo componente de su banda. Una vez allí, se reencuentra con sus antiguos amigos, aunque también con sus enemigos. La novia del amigo fallecido piensa que éste fue asesinado. Diego decide investigar por su cuenta, lo que reabrirá la investigación sobre la desaparición de su novia.

Autor: Mikel SANTIAGO–Editorial: EDICIONES B. Barcelona, 2021– Páginas: 672– Género: Thriller – Público: General


Si tenía alguna duda acerca de que Mikel Santiago (Portugalete, 1975) es en la actualidad uno de los grandes maestros del thriller español, con esta novela me las he quitado todas. Las novelas de este joven vasco han sido publicadas en una veintena de países, escalan a los primeros puestos de libros más vendidos en España, y la crítica le está tratando con total complacencia. Y lo merece. Reconozco que los días de trabajo se me hacían largos hasta poder conectarme de nuevo con la novela, mientras la estaba leyendo. Adictivo. Perfecto para los días de verano.

La novela sucede en dos espacios temporales distintos. En 1999, un joven se salva de ser atropellado una madrugada de sábado, en una carretera comarcal del País Vasco. Cuenta a la policía una extraña historia acerca de que él y su chica han sido secuestrados, pero él ha logrado saltar del coche en marcha. Y no recuerda nada más, pese a los intensos interrogatorios a los que se ve sometido. En su pueblo, muchos le acusan de la desaparición, por lo que tanto él como sus padres se ven obligados a dejar la zona; sus padres se instalan en Bilbao, y él viaja a Madrid para cumplir su sueño de triunfar en la música. No obstante, todo lo ocurrido ha dejado en él un profundo trauma. Veinte años después, cuando ya se ha hecho un nombre en el panorama musical español, recibe el aviso de que uno de los antiguos miembros de su banda ha fallecido. Regresar al pueblo para el funeral despierta en él sentimientos dormidos, que le llevan a investigar tanto la muerte de su amigo, como a retomar los hechos de hace veinte años.

Mikel Santiago nos lleva a un juego psicológico interesante. Nos presenta la amnesia parcial del protagonista, debida a hechos traumáticos, y nos conduce con él a la esperanza de que la vuelta al pueblo le lleve a recordar lo ocurrido. Una vez que hemos entrado, los saltos entre 1999 y la actualidad mantienen la tensión, que llega a extremos increíbles en la cuarta parte del libro, que espero no os pille, por ejemplo, justo antes de acostarse. Adictivo, como he dicho.

Yo, en esta novela, solamente lamento – es una apreciación personal – la más que dudosa moralidad de los protagonistas. Supongo que intenta hacer una novela moderna, con protagonistas actuales, que viven una vida frívola, como tantos jóvenes de ahora. Pero no creo que sea mucho pedir que en los buenos libros se aproveche para mostrar personajes con algún sentido moral en las relaciones. El protagonista mira a las mujeres con un sentido materialista, y se acuesta hasta con su mejor amiga. Menudo ejemplo, la verdad.