El túnel de Lepanto avanza y ya tiene los extremos unidos

El Ayuntamiento inició de forma simultánea la construcción del paso soterrado desde la calle Lepanto y desde la autopista, pasando por debajo de la estación de Urzáiz

Este lunes, Abel Caballero y Carmela Silva presenciaron la unión de ambas partes del túnel que dará salida a la AP9 desde el centro de la ciudad

El último vestigio del scalextric es historia y el túnel que sustituirá el acceso rodado desde Lepanto a la autopista avanza “a muy buena velocidad”, en palabras de Abel Caballero. El alcalde visitó este lunes los trabajos, junto a primera teniente de alcalde y presidenta provincial, Carmela Silva, y las también tenientes de alcalde María José Caride y Elena Espinosa. Todos ellos pudieron presenciar el derribo de la última lámina de tierra que separaba las dos bocas del túnel, ahora ya unidas.

Esta obra forma parte del convenio firmado por el Ayuntamiento, la Xunta y el Gobierno de España para dotar a la nueva estación de Urzáiz de los accesos viarios y rodados necesarios para su operatividad. El acuerdo firmado contemplaba la demolición del paso elevado sobre Alfonso XIII, ya ejecutada, y la excavación de un túnel que una Lepanto con la autopista. Además, un segundo túnel dará entrada a los vehículos desde la AP9 hasta el nuevo centro Vialia, que abrirá sus puertas el día 30 de este mes.

El Ayuntamiento además acaba de comenzar el asfaltado de la calle Lepanto y de la Plaza de la Estación. El objetivo de la administración dirigida por Abel Caballero es abrir a la circulación ambas calles en próximos días, de tal forma que los conductores puedan utilizarlas para llegar hasta García Barbón a través de Alfonso XIII. Una vez esté abierto el Vialia, el 30 de septiembre, el tráfico podrá emplear también la calle Bajada a la Estación (en proceso de humanización por parte del gobierno de Vigo) e incluso acceder a la nueva estación por la Plaza de la Estación, además de la entrada actual al aparcamiento desde Vía Norte.