El Supremo desestima el recurso del profesor del Conservatorio de Vigo que pedía poder usar el castellano en sus documentos

La administración autonómica había dicho al docente en su primera respuesta que el empleo del español debía ser «excepcional»

El Tribunal Supremo (TS) ha acordado desestimar el recurso de casación interpuesto por un profesor de piano del Conservatorio Profesional de Música de Vigo, que pretendía que se reconociese su derecho a utilizar indistintantemente el gallego y el castellano en los escritos y documentos relacionados con su función docente.

La sentencia del alto Tribunal es el último paso de un proceso iniciado en 2019. Entonces, este profesor, funcionario de la Xunta, se dirigió a la administración autonómica para pedir que se le reconociera expresamente el derecho a expresarse indistintamente en ambas lenguas. En ese momento, la Consellería de Educación le respondió (tal y como previamente le había trasladado el Inspector Jefe del departamento) que «la regla general es la utilización del gallego», mientras que el uso del castellano debía ser «excepcional».

A raíz de esta respuesta, el docente comenzó un proceso judicial en el que el TSXG, primero, y ahora el Supremo, entiende que el uso del gallego no quiebra principios constitucionales. En este sentido, el TS apunta que la normativa establece como regla el uso del gallego, «pero no es absoluta, ya que permite excepciones». Además, apunta que este profesor «acepta usar indistintamente una u otra lengua, gallego o castellano, con la sola salvedad del respeto a la opción lingüística».