El Sergas reduce en un mes la espera por una cirugía con respecto a hace un año

Quirófano del Álvaro Cunqueiro.

A pesar de la situación de pandemia, la espera media para las intervenciones quirúrgicas de prioridad 1 y para las vías rápidas de cáncer continúa reduciéndose, consiguiendo mínimos históricos

El gerente del Sergas, José Flores Arias, y el director general de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal Viñas, informaron hoy, en rueda de prensa, de los datos de tiempos medios de espera de la sanidad pública gallega en el primer semestre del año. Los responsables del Sergas recordaron que, en el mes de abril, la Xunta de Galicia puso en marcha un Plan de Recuperación de la Actividad Asistencial, dotado con 15 millones de euros, para llevar a cabo 230.000 actos asistenciales extraordinarios, entre pruebas diagnósticas, consultas especializadas e intervenciones quirúrgicas.

El impacto de este plan, destacaron, permitió reducir los tiempos medios de espera en la sanidad pública gallega respeto al pasado año en cerca de 40 días para pruebas diagnósticas, en más de 30 para intervenciones quirúrgicas y en 23 para primeras consultas.

Así, el tiempo medio de espera para ser operado en el Servicio Gallego de Salud viene de reducirse, en el primer semestre del año, en 30,6 días, al pasar de los 100,8 días de junio del pasado año, a los 70,2 días de junio del actual. Esta reducción de la espera media para ser operado sucede en todas las áreas sanitarias. Los responsables del Sergas expresaron su confianza en que el desarrollo del Plan de Recuperación de la Actividad Asistencial permita retornar el próximo año a los niveles récord de 2019 (con una espera media de 56,4 días), pero remarcaron, también, que esta espera media de junio de 2021, a pesar de estar en plena pandemia, es aún menor que la que existía en junio del año 2008.

En el que alcanza a las prioridades, la lista de espera de pacientes en prioridad 1, desciende en cerca de 2 días (1,9), al llegar a los 14,4 días en junio de este año frente a los 16,3 de junio de 2020, y por debajo de los 14,9 días conseguidos en junio de 2018, que habían constituido el mínimo histórico. La prioridad 2, se reduce en cerca de 20 días (19,3), al pasar de 87,5 días de junio de 2020 a 68,2 en junio actual. Por último, los pacientes en prioridad 3 también reducen el tiempo medio de espera en más de 35 días, al pasar de 109,5 días a 74,2 (35,3).

Si desglosamos la espera por servicios quirúrgicos, en el 40% de ellos (entre los que se encuentran cirugía cardíaca infantil, cirugía vascular, ginecología u oftalmología) la espera media es menor de 60 días.

En el que alcanza a las primeras consultas, el tiempo medio de espera estructural de primeras consultas de enfermedad descendió en 23,7 días en junio de este año respecto del mismo período del anterior, al pasar de 66,3 de junio de 2020 a 42,6 del actual. Este descenso se produce, al igual que en la espera para ser operado, en todas las áreas sanitarias.

En lo que se refiere a las siete vías rápidas implantadas, el tiempo medio de espera es de 4,4 días, lo que supone una reducción de 1,5 días respecto del mismo período del año anterior, en el que se esperaba 5,9 días y se sitúa por debajo de los 4,6 días conseguidos en junio de 2017, la menor espera del registro histórico para este tipo de procedimientos. Las vías rápidas permiten cumplir el compromiso de atender a pacientes con sospecha de patología grave en un tiempo inferior a 15 días desde la derivación del médico de cabecera al especialista. Actualmente, este procedimiento está implantado en todos los hospitales del Sergas para cáncer de mama, colon, pulmón, próstata, vejiga, cáncer otorrinolaringológico (cabeza y regazo) y melanoma. En concreto, los tiempos de espera van desde los 5,3 días de la de colon a la 4,9 de la de vejiga.

En lo tocante a las listas de espera de primeras pruebas diagnósticas y/o terapéuticas, la reducción también es importante, dado que desciende en cerca de 40 días (39,8), al pasar de los 112,3 días de junio del pasado año, a los 72,5 del actual. Este descenso se produce, al igual que en la espera para ser operado y en la espera para una primera consulta, en todas las áreas sanitarias. En concreto, por pruebas, radiología tiene un descenso en la espera de 41,1 días; medicina nuclear de 46,6; las endoscopias de 31,3 días; y la electrofisiología de 19,1 días.

Decreto de garantías

El Sergas destaca, también, que 22.708 personas se beneficiaron, en el primer semestre del año, de la garantía establecida con la entrada en vigor del decreto de tiempos máximos para 108 tipos de patologías, 26 pruebas diagnósticas o terapéuticas y siete vías rápidas, y un total de 151.175 personas desde la entrada en vigor del decreto, en enero de 2018. Todos los casos obtuvieron respuesta dentro de la red pública del Sergas, y ninguno tuvo que ser derivado a los centros concertados.

Estos resultados indican el gran esfuerzo que se realizó en este período, teniendo en cuenta el contexto epidemiológico en el que estamos inmersos, cumpliendo con el compromiso de atender a los pacientes que estaban esperando por una cirugía considerada de prioridad 1, así como los que tuvieron diagnósticos incluidos en el Decreto de garantías de tiempos máximos de atención, que son, en su gran mayoría, pacientes oncológicos, y mismo en las consultas y pruebas diagnósticas de vías rápidas de cáncer.

Los responsables del Sergas agradecieron, una vez más, el esfuerzo, la dedicación y la implicación de todas y todos los profesionales de las distintas especialidades y las diversas categorías, imprescindibles para dar más y mejor atención asistencial a los pacientes.