El sector demanda ayudas en forma de subvenciones a fondo perdido, y cambios fiscales, además de préstamos en condiciones especiales sin necesidad de garantías personales

La Asociación Galega de Actividades Náuticas (AGAN) ha cifrado en un 30% la caída de la facturación anual del sector, por lo que ha reclamado a las administraciones la concesión de ayudas a fondo perdido y cambios fiscales, así como que habiliten préstamos que no requieran garantías personales.

La pérdida de actividades programadas con escolares, y con grupos de mayores, ha impactado enormemente en las economías de estas empresas y las posibles medidas de seguridad que se planteen como las reducciones en aforo de las embarcaciones, y la caída de reservas de clientes tanto nacionales, como a nivel internacional puede provocar una situación insostenible para algunas de las empresas.

Además, la temporalidad del sector debido a las condiciones meteorológicas en Galicia complica mucho la recuperación de la industria, ya que la temporada de trabajo se reduce a apenas a 6 meses.