El sector marítimo-pesquero promueve por unanimidad un manifiesto en defensa de la calidad de los productos del mar y contra los bulos por el vertido de los pellets

Los profesionales de la pesca y de la acuicultura condenan que se equipare la actual situación con tragedias contaminantes del pasado o que se usen fotos falseadas de siniestros de otras zonas del mundo, pues dañan la imagen y el medio de vida

Alfonso Villares detalló al órgano representativo del sector a cronología de los hechos, las acciones de la Xunta y las reclamaciones a un Gobierno central que notificó tarde el suceso y no activó los recursos para su contención antes de la llegada a la costa

El conselleiro del Mar, Alfonso Villares, presidió hoy en Santiago el pleno extraordinario del Consejo Gallego de Pesca centrado en la evaluación de la llegada de pellets a la costa de Galicia y sus repercusiones en la actividad del sector, y en el que se decidió por unanimidad promover un manifiesto en defensa de la calidad y completa salubridad de los productos pesqueros y acuícolas y contra los bulos y las falsas informaciones que atentan contra la imagen de estos alimentos y de su actividad.

No encuentro el titular de Mar detalló el dispositivo movilizado en tierra y los  medios desplegados por Guardacostas de Galicia por tierra, mar y aire, en contraposición a ausencia de los de Salvamento Marítimo y la falta de actuaciones y de medidas por parte del Estado que contribuyeran a limitar el vertido en su origen, localizando el contenedor cargado con 26 toneladas de granza plástica de donde salieron los sacos y que fue uno de los seis perdidos por el mercante Toconao ante la costa de Portugal hace ya casi mes y medio.

En esta reunión con los representantes de la actividad marítimo-pesquera de Galicia hubo coincidencia en que pese a tratarse de un suceso contaminante, no se puede comparar con tragedias de mucha mayor dimensión y de carácter tóxico padecidas por el litoral gallego en el pasado. Los profesionales de la pesca y la acuicultura censuraron el daño tanto la imagen de los productos del mar como el golpe que supone para su medio de vida que se utilicen fotografías de incidentes con pellets en otras zonas del mundo, como Sri Lanka, o que se sacan de bancos de imágenes que nada tienen que ver con el que acontece en la costa gallega.

Para los profesionales marítimo-pesqueros de Galicia esto constituye un engaño a la opinión pública y a los consumidores, pues se generan dudas infundadas y que consideran maliciosas sobre la calidad y seguridad que hay detrás de los productos del mar. El control en la cadena de distribución de estos alimentos, ya exhaustivo, se incrementó en las últimas semanas sin que los análisis realizados en distintas especies mostraron presencia alguna de pellets. 

Por estos motivos, el Consejo Gallego de Pesca, órgano que representa la cogobernanza en la gestión de esta actividad, decidió la propuesta por unanimidad de sus integrantes promover un manifiesto que ponga en valor el bueno hacer del sector y la calidad de los alimentos que capturan o cultivan, y censure a todos aquellos que acuden a los montajes a noticias falsas, dañando a un complejo mar-industria del que viven cerca de cincuenta mil familias gallegas.   

Actuaciones realizadas por la Xunta        

El conselleiro del Mar señaló a los representantes de las principales organizaciones de la pesca en Galicia congregados en Compostela qué la Xunta trabajará sin descanso hasta eliminar todos los pellets de la costa gallega, al tiempo que analiza las consecuencias del vertido por medio del Comité Científico de expertos en materia de plásticos constituido hoy.

Alfonso Villares señaló que desde el primer minuto la Xunta movilizó todos sus recursos a través del Plan de Contaminación Marina Accidental (Camgal). Se buscó que el Gobierno central movilizara los recursos que Salvamento Marítimo tenía en la comunidad para localizar y recoger los sacos de pellets en el mar, y así poder evitar que llegaran dispersos en millones de bollos de plástico a la costa gallega. Sin embargo, finalmente el Estado apenas movilizó un avión y por veces un helicóptero -y tan sólo un día una embarcación­- cuando Guardacostas de Galicia moviliza a diario tanto sus efectivos terrestres, como sus dos helicópteros y la mayoría de sus buques.

Además, el operativo de la Xunta monitorizó la situación en las playas en las que se detectó presencia de este material, movilizando a diario alrededor de 400 efectivos y unos sesenta formadores de voluntarios para la limpieza e inspección de docenas de arenales en más de una treintena de ayuntamientos cada jornada.  

La Xunta trabajó en el seguimiento de las corrientes y mareas para anticipar la presencia del vertido y en el análisis del material de esta granza, a través de las fichas técnicas y por estudios científicos que revelaron que el material se trataba de polietileno, que pese a no resultar peligroso sí es contaminante, un plástico que debe ser retirado del medio, y el compromiso del Gobierno gallego es que así sea.