El objetivo será mitigar el impacto económico de la crisis económica provocada por el COVID-19. Así lo ha transmitido la junta directiva del Consorcio Aeronáutico Gallego (CAG) tras una reunión que ha mantenido por videoconferencia con sus empresas asociadas

«Tendremos que hacer un esfuerzo por innovar y por abrir nuevos mercados como el de los vehículos no tripulados, los helicópteros o la aviación militar para compensar la caída del tráfico aéreo civil, pero será también necesaria una hoja de ruta clara por parte de las administraciones y más medidas laborales y financiación», afirma el CAG.

El sector estaba registrando un crecimiento de un 2% tanto en empleo como en facturación,y la previsión de crecimiento en España llegaba a un 5,5%. Actualmente, con la incertidumbre generada por la pandemia, las previsiones de caída van desde un 7% a un 14%.

Tambien resaltanque que el sector tiene «un gran potencial de desarrollo» I+D y en apartados como la aeronáutica militar, la aeroespacial y áreas emergentes los drones.