El Real Club Náutico revalida su título gallego absoluto femenino de invierno para cerrar la cita de Lugo con cuatro títulos y veintiún podios

Rosalía Soler se proclamó campeona gallega absoluta de 100 mariposa y, en júniors, Victoria Cal hizo doblete (100 y 200 mariposa) mientras que André Pazos ganó en 50 libre

El Real Club Náutico de Vigo cerró el año 2023 proclamándose subcampeón absoluto de natación en los Campeonatos de Galicia de invierno, absolutos y júniors, en piscina de 25 metros disputados en Lugo del jueves al sábado. Se impuso el CN Ponteareas.

Esta medalla de plata revalida la conquistada por el club vigués en el mismo escenario en noviembre de 2022 (también con el CN Ponteareas como campeón femenino) y confirma la excelente generación de nadadoras del Náutico. Y es que en julio las féminas viguesas ganaron el Gallego de verano en piscina olímpica, con el CN Ponteareas esa vez subcampeón, con lo que el club puede tildar de excelente y continuado el rendimiento de sus ondinas.

El equipo vigués, que acudió a la piscina de Frigsa con veintiséis nadadores (dieciséis mujeres) y liderado por su técnico, Sergio Silva, cosechó hasta veintiún puestos en el podio, ocho júniors y trece en el cajón absoluto.

André Pazos, júnior de 16 años, logró la medalla de oro en los 50 libre. El resto de podios fueron para las féminas (siete júniors, cuatro absolutos por equipos y nueve absolutas). Porque el Náutico peleó tanto en libre, mariposa y espalda como en estilos. Sobresalió, en categoría absoluta, Rosalía Soler, que se colgó cuatro preseas individuales y otras tantas por relevos. La guardesa, generación de 2000, se impuso en la final de 100 mariposa y fue plata en la de 50, además de en 50 y 100 espalda y, por equipos, se fue al podio absoluto con Julia Rodríguez, Ángela Martínez y Henar Cons en 4×100 libre (plata) y 4×100 estilos (plata), y con Ángela y las hermanas Henar y Victoria Cons en 4×50 estilos (bronce) y 4×50 libre (bronce).

A las medallas de oro de Pazos y Soler se unió Victoria Cal, con un doblete. Porque la nadadora del Náutico se proclamó campeona gallega júnior en las distancias 10 y 200 mariposa, añadiendo una plata (50 mariposa) a su gran rendimiento.

El Náutico también firmó podios júnior con Noa Groba (plata, 200 libre), Silvia Martínez (plata, 400 libre y 800 libre) y Antía Piñeiro (plata, 400 estilos).

Y en categoría absoluta, además de las excelencias de Soler y los resultados por equipos de relevos, a título individual Julia Rodríguez ganaba tres platas (200 mariposa y 200 y 400 estilos), Henar Cons se subía al segundo cajón en 100 estilos y Ana Pérez hacía lo propio en larga distancia (1.500 libre).

Además, en la piscina lucense cayeron también seis récords propios del club. El más significativo, por histórico, la marca de André Pazos: sus 24.45 segundos en 50 libre acabaron con treinta años de espera. Porque Javier Asensio, generación de 1977, había dejado el récord local de esa distancia en 24.60 segundos, en Vigo, el 18 de diciembre de 1993. Pero todo récord tiene un final.