El PSOE veta en el pleno de Vigo el debate sobre O Marisquiño

Foto: O Marisquiño

El BNG subraya que se trata de «impedir la marcha de O Marisquiño» y no de que el alcalde «monte su propio Abeliño»; Marea de Vigo duda de la justificación esgrimida por el regidor para reducir la aportación; y el PP considera que «la urgencia de la moción se justificaba por sí misma»

Después de que O Marisquiño anunciase que deja Vigo, y de que el alcalde replicase al día siguiente que en 2022 la ciudad albergará el mayor evento de deporte urbano de Europa -sin concretar si se seguirá llamando O Marisquiño-, el grupo socialista en el Gobierno municipal ha vetado hoy en el pleno el debate sobre el tema. Y lo ha hecho argumentando que «no es momento para precipitarse».

«En un tema tan importante suelen ser malas las urgencias», ha justificado el el portavoz socialista, Carlos Font, para hacer buena la mayoría absoluta de su grupo para vetar la moción de urgencia presentada por el BNG. «No estimamos la urgencia, tiempo tendremos», ha sentenciado.

En este marco, el concejal proponente, el nacionalista Xabier P. Igrexas, ha mostrado su sorpresa por la negativa que, entiende, «deja en evidencia al gobierno local, que no tiene argumentos que expliquen que la falta de apoyo institucional por parte del Ayuntamiento»

Pérez Igrexas ha calificado de «ocurrencia ofensiva» el anuncio de Abel Caballero de un certamen de deporte urbano para 2022 y ha advertido de que «se trata de impedir la marcha de O Marisquiño» y no de que el alcalde «monte su propio Abeliño».

En la misma línea, el portavoz del grupo popular, Alfonso Marnotes, ha defendido que «la urgencia de la moción se justifica por sí misma» ante la importancia que tiene O Marisquiño en la ciudad, en términos económicos y para todos los sectores.

Por su parte, Rubén Pérez, de Marea de Vigo, ha atacado con dureza la justificación del alcalde de que el recorte del 70% obedece a una decisión del interventor municipal, que impide más desembolso al limitarse la asistencia por la pandemia. Si eso es así, Pérez ha avanzando que quiere saber el criterio que se va a emplear con los más de 50 colectivos que reciben subvenciones nominativas por un valor total de más de 3,7 millones que están recogidas en los presupuestos municipales para el ejercicio en curso.