El PSOE se queda sólo en la votación sobre la autovía Vigo-O Porriño

Momento en el que los concejales del PP abandonan la sala.

PP y BNG abandonan la sala y Marea de Vigo se abstiene en un pleno extraordinario que coinciden en calificar de «farsa» y de «moción trampa»

El grupo municipal del PSOE se ha quedado hoy sólo en la aprobación de la propuesta que habían realizado al convocar un pleno extraordinario en el que exigirle a la Xunta la rectificación de su propuesta de liberar de peaje la AP-9 entre Vigo y O Porriño, apostando construir una prolongación de la A-52 a través de un túnel entre ambas localidades.

El debate se originó hace unos días tras un encuentro del presidente gallego Núñez Feijóo con la ministra de Transportes en la que le solicitaba conocer el estado de esta infraestructura –comprometida en 2018 por el Gobierno de Rajoy antes de que saliese adelante la moción de censura que puso fin a su mandato-, y en la que apostaba, en caso de que no saliese adelante, por liberar de peaje el tramo actual de autopista que une Vigo con O Porriño.

El alcalde, Abel Caballero, aseguró a raíz de estas declaraciones que Feijóo no quería el túnel que atraviesa Puxeiros, y convocó el pleno de hoy, que han abandonado PP y BNG, y en el que Marea de Vigo se ha abstenido a la hora de la votación. Por lo tanto, la propuesta del gobierno socialista ha salido adelante con los votos de sus concejales.

Durante el debate, Caballero ha señalado que la liberalización del peaje supone recorrer 21 kilómetros en 17 minutos, mientras que la propuesta del túnel serían diez kilómetros en apenas diez minutos. «Lo que está proponiendo el señor Feijóo es que sigamos yendo indefinidamente por la vía que vamos ahora, con peaje y sin peaje, está diciendo que Vigo siga aislado como lo está en este momento».

Críticas de la oposición

Frente a esto, desde la oposición ha abierto el turno de intervenciones el portavoz del BNG, Xabier Igrexas, que no ha dudado en calificar el pleno de «farsa», criticando su celebración «a puerta cerrada y en régimen de clandestinidad».

Para el nacionalista, la moción nada tiene que ver con la movilidad, sino que se trata de una cortina de humo con la que el gobierno de Vigo «quiere disfrazar de A-52 el vial de Beade», que cuenta con la oposición de unos vecinos a los que se les negó su entrada al pleno. «No queremos participar de esta farsa que le falta al respeto al pleno y a los vigueses», ha subrayado Igrexas antes de abandonar la sala.

A continuación ha tomado la palabra Rubén Pérez, portavoz de Marea de Vigo, que también calificó de «moción trampa» una propuesta que, apunta, «pretende que nosotros justifiquemos la chapuza del Plan General».

Pérez ha calificado el pleno de «encerrona» porque nadie en Vigo se opone a sustituir la A-55, sin embargo, lo que pretendían los socialistas era que de paso se justificase la movilidad incluida en el PXOM aprobado inicialmente el pasado agosto.

Por último, el portavoz del PP, Alfonso Marnotes, comenzó mostrando su sorpresa porque la teniente de alcalde, Carmela Silva, sí acudiese hoy a este pleno extraordinario mientras que en el convocado el mes pasado para reprobarla por el caso del ‘enchufe’ de una de sus cuñadas participaba telemáticamente. «Esta es su idea de la democracia», ha apuntado Marnotes.

A continuación, el popular ha calificado también el pleno de «farsa» y de «cortina de humo» para desviar la atención de otros temas: «Es absolutamente grosero que pretenda que el Concello repruebe a Feijóo por una obra que lleva años pidiendo».

Sobre esta base, Marnotes ha añadido que «es una vergüenza que el pleno no reclame al Gobierno las inversiones que se necesitan». «¿Cómo van a reformar la A-55 si no hay dinero consignado ni tan siquiera para la Avenida de Madrid?», se ha cuestionado.