El PP pedirá al Pleno que el PXOM se exponga al público en el Auditorio Mar de Vigo, Casa das Artes, Verbum y en las asociaciones de vecinos

Instará a que el PXOM se exponga en internet de forma sencilla y que, mediante localización o los datos catastrales, se facilite la información urbanística de cada parcela

Señala que la información pública es vital porque la chapuza del nuevo PXOM dejará fuera de ordenación zonas enteras de la ciudad y modifica incluso la ordenación provisional

Advierte que con la aprobación inicial se ha suspendido ya la tramitación y aprobación de licencias en los ámbitos donde cambie la ordenación, que es gran parte de la ciudad

Pedirá que semanalmente el Consello de la Xerencia de Urbanismo conozca las alegaciones que se hayan presentado y el informe que se hayan realizado sobre las mismas

El grupo municipal del PP pedirá en una moción al Pleno que se celebra mañana que el PXOM de Vigo se exponga al público en el Auditorio Mar de Vigo, en la Casa de las Artes, en el Verbum y en las asociaciones de vecinos para que toda la ciudad pueda conocerlo y se facilite la presentación de alegaciones.

El portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Alfonso Marnotes, señaló que “el pasado 26 de agosto se aprobó inicialmente el Plan General de Ordenación Municipal de Vigo y todavía no sabemos nada de la exposición al público”. Marnotes señaló que el periodo de información pública del Plan es esencial porque “la transparencia es importante en el urbanismo, pero con este plan todavía más, porque a diferencia de planes anteriores, nadie lo conoce, el gobierno lo elaboró en solitario, con total oscurantismo y quieren que continúe en secreto, que el proceso de información pública pase desapercibido y sea un paseo militar. Es intolerable”. Para el portavoz municipal, “el PXOM es una chapuza, deja en suelo rústico viviendas que ahora están en suelo urbano e incluso modifica la ordenación provisional en algunas zonas. Es tan grotesco, que hasta se cambia la clasificación de suelo con respecto al borrador: propietarios que antes del verano pensaban que podían construir con licencia ahora ya no van a poder hacerlo. Hay que facilitar lo máximo posible el conocimiento del plan”.

Para Alfonso Marnotes, las modificaciones que el PXOM plantea empeoran la situación para muchos propietarios que, si ya edificaron sus viviendas, quedarán fuera de ordenación y si todavía no han construido ya no van a poder hacerlo porque se han suspendido las licencias. “Los vecinos tienen que saber si su propiedad se encuentra en una de las muchas zonas de la ciudad en las que se modifica el planeamiento y no van a poder pedir licencia ya porque están suspendidas”, señaló Marnotes que advierte que “el propio documento reconoce que la aprobación inicial supone una alteración de la ordenación vigente en tantos y tan variados aspectos, que procede suspender el procedimiento de concesión de licencias de parcelación, edificación y demolición en el conjunto del territorio del término municipal de Vigo, excepto en aquellas zonas donde simultáneamente cumplan con las condiciones del plan vigente y el de la revisión”. A día de hoy en esos ámbitos están ya suspendidas las licencias y se desconoce en dónde sí y en dónde no es posible edificar.

El Partido popular pedirá que en los lugares en que se exponga al público se habilite un registro para la presentación de alegaciones y que técnicos municipales y del equipo redactor den información y resuelvan las dudas. Exigirá también que se facilite la consulta en internet, de forma sencilla y que, mediante localización o los datos catastrales, se facilite la información urbanística de cada parcela. Además, pedirá que semanalmente el Consello de la Xerencia de Urbanismo conozca las alegaciones que se hayan presentado y el informe que se hayan realizado sobre las mismas.

“Pedimos información y transparencia. El Plan General puede estar vigente años o décadas. El actual pronto cumplirá treinta años. Pero los ciudadanos sólo tienen una ocasión para decir lo que piensan y lo que quieren. Y es ahora. Durante los tres meses de la exposición pública. Después ya no habrá remedio”, concluyó Alfonso Marnotes.