El PP municipal pide explicaciones al Gobierno local por dejar caducar el convenio de reforma de la Avenida de Madrid firmado hace seis años

La Avenida de Madrid a su paso por la estación de autobuses.

La formación popular denuncia que se pierda una inversión de 13,5 millones de euros que dejó comprometida en 2016 la entonces ministra Ana Pastor

Critica que esta vía de conexión con Portugal y la meseta, y una de las principales arterías de Vigo, siga pendiente de fecha para iniciar las obras

El PP municipal ha denunciado este martes que el convenio suscrito para la reforma de la Avenida de Madrid firmado hace seis años está a punto de expirar -terminará su vigencia el próximo 31 de diciembre- por la “dejadez y la falta de voluntad” del Gobierno local para ejecutar una obra que sigue eternizándose en el tiempo.  

Ardan

En este sentido, y a un mes de que el acuerdo suscrito entonces por la ministra de Fomento, Ana Pastor, deje de tener efecto, la formación popular pide explicaciones por la pérdida de una inversión de 13,5 millones de euros. A este respecto, el portavoz del grupo municipal en el Ayuntamiento, Alfonso Marnotes, se ha mostrado muy crítico con que esta vía de conexión con Portugal y la meseta, y una de las principales arterías de entrada a la ciudad de Vigo, siga pendiente de una fecha concreta para su ejecución. 

Pese a que dice entender, en términos de colapso, lo que implicaría compaginar los trabajos en la Avenida de Madrid con los que se están ejecutando en la Gran Vía -ya terminados- y la calle Lepanto -a punto de concluir-, principal argumento esgrimido por la corporación local socialista para justificar su paralización, cuestiona que en legislatura y media “no se dieran en ningún momento las condiciones para acometer esta obra” 

Recuerda Marnotes que el Gobierno de Rajoy supo atender esta necesidad, ratificada en 2019 por el Ejecutivo de Sánchez con una adenda que establecía nueva financiación y plazos, pero que, desde entonces, no se volvió a activar la reforma. “Una obra de vital importancia para la descongestión de la entrada a Vigo por la A-55”, ha incidido.    

“Se trata de la humanización más ambiciosa programada en la ciudad, pues implica actuar en más de 2 kilómetros y supone una inversión que supera los 13 millones de euros”, ha señalado, para incidir en que “es la primera imagen de Vigo con la que se encuentran los viajeros que llegan desde la meseta y el norte de Portugal”. Llegados a este punto, Marnotes ha reclamado al Gobierno socialista vigués que, o bien prorrogue el convenio actual antes de finalizar el año, o firme uno nuevo, “que contemple financiación suficiente y garantías de que su ejecución se iniciará en 2023”.