El PP municipal denuncia la baja ejecución presupuestaria del Gobierno de Caballero: apenas un 9% en la primera mitad del año

La liquidación del presupuesto municipal los seis primeros meses evidencia que el Concello vigués solo gastó 1 de cada 4 euros

El portavoz municipal del PP de Vigo, Alfonso Marnotes, ha llamado este miércoles la atención sobre la baja ejecución presupuestaria del Gobierno vigués que, según ha dicho, se encuentra en “niveles mínimos”. Así, atendiendo a la liquidación municipal de los primeros seis meses del año apenas se ha ejecutado un 9% de los 120 millones de euros comprometidos por Abel Caballero para este 2022.

El portavoz municipal ha apuntado que el grado de inversión real no superó los 11 millones de euros en la primera mitad del año. Es decir, solo se ejecutó uno de cada cuatro euros. En este sentido, Marnotes, quien tildó a Caballero de “hombre anuncio”, ha reprochado al regidor olívico que haya anunciado hasta 15 obras de calado que, por el momento, siguen sin fecha de inicio.

Calificó así de “escandaloso” el desplome de la inversión municipal en prácticamente todos los capítulos del ejercicio presupuestario, obras, empleo, política social, personal y deportes.

Obras “colosales”, ha ironizado, en clara referencia al hiperbolismo al que acostumbra Caballero, que siguen a día de hoy en punto muerto como es el caso de la Avenida de Madrid, la Biblioteca del Estado o la de Teis. Además, se ha referido a los 6,5 millones de euros comprometidos para los accesos de la Intermodal en los que, por el momento, solo se han gastado 2. “Ni un solo euro se ha destinado a las nuevas actuaciones del Vigo Vertical o a la recuperación de las dunas de Samil, ni siquiera a la renovación de los pavimentos de barrios y parroquias, pese a que están  consignados 1,3 millones”, ha dicho.

Pero no son los únicos ejemplos que ha mencionado Marnotes con un balance de inversión de “cero euros”. Entre ellos ha citado también el ascensor Halo, el acceso al CEIP Párroco don Camilo, la calle Teixugueiras, el carril bici a Samil o la humanización de la Avenida de Castelao, obras que no han visto ni un solo euro.

En cuanto al área de rehabilitación urbana “siguen sin gastarse los 6 millones presupuestados para las 8 áreas de rehabilitación de la ciudad”, por tanto, en opinión de Marnotes, “la paralización es total”. A esto se suma además, la anulación judicial de la panificadora y de las expropiaciones de la Plaza de la Iglesia en el Casco Vello.

Suspenso en bienestar y creación de empleo

Por lo que respecta al gasto social, el edil del PP reprueba que sigan sin destinarse recursos a gastos de alquiler o alimentos, al plan local de drogas, de minorías étnicas y emigración. Según ha dicho, “Vigo es la ciudad de España con menor gasto social por habitante y siguen reduciéndolo“. En este sentido, ha propuesto que se deriven los 120.000 euros presupuestados para la cubrición del tranvía de Coia a comedores sociales”.

Analizando las partidas destinadas a la creación de empleo, el balance no es mejor, a ojos de Marnotes, quien ha reiterado que estos programas llevan 18 meses sin actividad. “No hay rastro de ningún gasto de los 5,6 millones de euros presupuestados”, ha dicho, para añadir que “tampoco de los 300.000 mil que anunció en ayudas para empresas”.   

Con tan solo 2 de los 7 millones previstos, el estadio de Balaídos es otra de las partidas que registra una mínima ejecución presupuestaria, que es nula en el caso de los pabellones deportivos de la ciudad y el mantenimiento de las pistas de atletismo. En cuanto a los programas de subvenciones del Concello a entidades y empresas deportivas solo reflejan un 25% de gasto.

“Si no es capaz de gastar, entonces que baje los impuestos”, ha incidido Marnotes, quien se ha preguntado ¿a qué espera el Gobierno municipal para cubrir las 300 plazas de personal?. Según ha dicho, “el año pasado se dejaron sin ejecutar 14 millones de euros de esta partida y en este 2022 las previsiones de gasto son incluso peores, pudiendo rondar los 30 millones de euros”.

“Faltan policías, bomberos y personal de servicios sociales, y las plazas siguen sin cubrirse. Es una vergüenza que miles de personas estén esperando después de haber pagado la tasa para concurrir a las convocatorias y preparar las oposiciones”, ha afirmado tajante.