El PP insta al Gobierno municipal a cejar en su interés de expulsar a la Diputación de Vigo y archivar el expediente de rescate parcial de la sede del Casco Vello

Alternativamente, reclama indemnizar a la institución provincial por el incumplimiento del Concello de los acuerdos establecidos en el convenio, con vigor hasta 2029, y en la cantidad invertida en la reforma del edificio

Plantea la reprobación de la actuación de la expresidenta de la Diputación, Carmela Silva, y de los diputados socialistas vigueses en su pretensión de dejar a Vigo sin sede provincial en una “maniobra de carácter político”

El PP defenderá en el pleno municipal del próximo lunes, a través de una moción, el archivo del expediente de rescate parcial solicitado por el Concello de Vigo para el edificio que actualmente ocupa la Diputación de Pontevedra en el Casco Vello. Alternativamente, y con el objetivo de que la ciudad pueda seguir contando con una sede de la institución provincial, reclamará que se le indemnice por el incumplimiento “unilateral” del convenio, con vigencia hasta el 2029, y en la cantidad invertida en la reforma de Eduardo Chao.

Asimismo, el texto recoge la reprobación de la actuación de la expresidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, así como de los diputados socialistas vigueses en el anterior gobierno provincial que, en una “maniobra de marcado carácter partidista y político” pretenden dejar a Vigo sin representación de la institución.

Argumenta el PP de Vigo que la reversión de la concesión, en trámite por el Concello de Vigo, supondría una reducción de los espacios que hoy ocupa la Diputación de Pontevedra en la ciudad, impidiendo la actividad permanente de atención e información a la ciudadanía de los servicios que hasta ahora venía prestando. Asimismo, anularía el concepto de espacio abierto para el que fue configurada esta sede, dirigida a los diferentes colectivos y movimientos asociativos del sur de la provincia.

El pasado 3 de julio el Concello comunicó a la Diputación de Pontevedra la solicitud de la Concejalía de Patrimonio Histórico, Cultura, Igualdad y Normalización Lingüística para la adscripción parcial del número 18 de la calle Eduardo Chao, edificio de titularidad municipal cedido a la institución provincial, y el rescate y extinción parcial de la concesión de dominio otorgada al menos hasta el 2029.

En este sentido, los populares de Vigo recuerdan que la apertura de una sede de la institución provincial en la ciudad fue un compromiso del anterior gobierno del PP, con el objetivo de “atender las demandas de los ciudadanos y evitarles desplazamientos a Pontevedra para resolver las tramitaciones administrativas que de ella dependen”.

De manera que en el año 2008, recoge el texto, la Diputación inauguraba su primera sede en Vigo, en la rúa Oporto, en un edificio anexo al rectorado y cedido entonces por un gobierno municipal del PP. Entre sus cometidos principales, figuraban, además del servicio de atención al ciudadano, la promoción del turismo y la cultura.

Doce años más tarde, añade la moción, la sede de la institución se traslada a la calle Eduardo Chao contribuyendo, además, a la recuperación definitiva del centro histórico, según esgrimieron los socialistas en 2020 para justificar la mudanza. En todo caso, para el PP de Vigo queda acreditada la importancia de disponer de una sede de referencia y de representación de la Diputación de Pontevedra en la ciudad, por cuanto “permite acercar a la ciudadanía del sur de la provincia unos servicios en cantidad y calidad”.