El PP dice que la “huida de Silva” en el pleno confirma la pretensión de los socialistas de dinamitar la proyección de la Diputación en Vigo

Carmela Silva en la sede de la Diputación en Vigo.

Ve en la “espantada” de la teniente de alcalde y expresidenta provincial una falta de argumentos sólidos que justifiquen la decisión de un “desahucio exprés” de la institución de la ciudad

El concejal popular Miguel Martín lamenta que, en lugar de dar la cara, la número dos del Gobierno municipal optase por “esconderse” tras las palabras de la concejala Yolanda Aguiar, evitando enfrentarse a Tapias

Afea al Ejecutivo local la ausencia recurrente del alcalde en las sesiones plenarias: “En cuanto ve que se van las cámaras de la sala pide relevo”

El concejal del PP Miguel Martín señaló este martes que la “espantada” de la teniente de alcalde de Vigo, Carmela Silva, del pleno municipal en el que se debatía, a propuesta del grupo popular, una moción sobre el desahucio exprés de la sede de Vigo evidencia la “falta de argumentos sólidos” que justifiquen esta decisión.

En su opinión, lejos de que el objetivo de los socialistas vigueses sea reforzar la política en materia cultural desde el Ayuntamiento, la intención es “evitar que quien la ejecute sea el PP desde la Diputación de Pontevedra”. “Nos queda claro que la pretensión del Gobierno local del PSOE, particularmente de Carmela Silva, es dinamitar la proyección de institución provincial en la ciudad”, anotó.   

El edil popular, lamentó que, en lugar de dar la cara, la número dos del Gobierno municipal optase por “esconderse” tras las palabras de la concejala Yolanda Aguiar, evitando enfrentarse a la actual vicepresidenta de la Diputación, Marta Fernández-Tapias, encargada de defender la moción como jefa de la oposición.

En este sentido, Martín llamó la atención sobre las razones esgrimidas por Aguiar para defender el rescate parcial de la sede, que supone en la práctica limitar a una planta del edificio de Eduardo Chao la actividad administrativa de la entidad provincial. “Durante el debate quedó de manifiesto que no expusieron programación alguna que justifique la necesidad de nuevos espacios para la Concejalía, ni siquiera un solo evento que vayan a realizar en la sede los próximos meses”, incidió.

La salida de Silva no fue lo único sobre lo que llamó la atención, pues se refirió también a la ausencia recurrente del alcalde en las sesiones plenarias. “En cuanto ve que se van las cámaras de la sala pide relevo”, dijo, para advertir de que “no hay mayor falta de respeto” para los vigueses.

En esta misma dirección, Martín valoró de “bochornoso” el pleno en cuanto a las formas y reprobó la actitud de los socialistas durante toda la sesión por “sus constantes faltas de respeto” a los miembros de la oposición.