El PP de Vigo lamenta que el alcalde rechace su propuesta de «ahorrarles a las familias viguesas 355 euros al año en los impuestos municipales»

Tras rechazar sus enmiendas, los populares vigueses piden una revisión total de la fiscalidad municipal con reducciones en el IBI, vehículos y abastecimiento de aguas, así como las tasas y licencias urbanísticas y la supresión de la plusvalía

El portavoz municipal, Alfonso Marnotes, cifra la reducción en 40 millones de euros y asegura que los servicios municipales se podrían mantener con cargo al remanente de 120 M€  sin gastar

El portavoz municipal del PP de Vigo, Alfonso Marnotes, exigió este jueves una revisión completa de las Ordenanzas Fiscales, con el objetivo de adecuarlas al actual contexto económico marcado por la escalada de precios y la pérdida de poder adquisitivo. En estos términos se pronunciaba el edil después de que el Gobierno local rechazase las enmiendas presentadas por los populares que en conjunto suponía un ahorro de 355 euros por familia al año.

En opinión de Marnotes, la congelación de impuestos prevista por el alcalde es “insuficiente” pues no alivia la carga que tienen que soportar los ciudadanos derivada de la fuerte inflación. Defendió así la propuesta “realista, ajustada a la situación económica y a la capacidad de gasto del gobierno” de su grupo. “Un ciudadano de Vigo paga, en impuestos municipales, de media anual, 527 euros, frente a los 398 euros que se pagaban antes de que Caballero fuera alcalde”, indicó para añadir que “Vigo tiene la carga fiscal más alta de las ciudades gallegas y pagamos los impuestos más altos de la historia”.

En este sentido, Marnotes defendió las rebajas fiscales propuestas por el PP vigués, con una la revisión a la baja de los impuestos que más afectan a los vigueses. Del impuesto de bienes Inmuebles (IBI o contribución urbana), del impuesto de vehículos o de la tasa de abastecimiento de agua. También de las tasas e impuestos por obras y apertura de negocios, así como la supresión de la plusvalía.

Más al detalle, concretó que se solicita una reducción del tipo del IBI, que es de los más altos de España, del 0,91% al 0,655% (el mínimo es el 0,4%). Una reducción del 26% que beneficiará a los propietarios de las 144.887 viviendas de Vigo.

En cuanto al impuesto de vehículos, se propone una rebaja por categoría, de manera que los que hasta ahora pagan 140 euros pasasen a pagar 128 y los que pagan 65, 60 euros. Se pide también la reducción del 10% en el impuesto a los autobuses y a los camiones, para aliviar la carga de los costes logísticos que impactan sobre el precio de los productos de primera necesidad.

Por otro lado, según la Organización de Consumidores los vigueses pagan el agua más cara de Galicia: 247,11 euros al año (A Coruña, 245; Pontevedra, 242,83; Lugo, 197,87; y Ourense, 161,59 euros), al nivel de Madrid (255,52). La reducción propuesta implica que se aplique casi un 30% de descuento hasta los193,2 euros al año.

En cuanto a las tasas e impuestos urbanísticos por obras y aperturas,  la propuesta pasa por aplicar a todas las obras de construcción y reforma de locales, industrias y establecimientos una reducción de entre el 50% al 100% dependiendo del número de puestos de trabajo que creará la ampliación o nuevo negocio. El objetivo, incidió Marnotes es facilitar la actividad económica y la creación de empleo en la ciudad, de tal forma que emprendedores y empresarios se beneficien de esta medida.

Voracidad recaudatoria

Al hilo, el portavoz lpopular se refirió a la capacidad de gasto del Gobierno, muy por debajo de lo que ingresa, dejando sin ejecutar 120 M€ de euros en 2021. Así criticó la “voracidad recaudatoria” de la Administración local que, recordó, “ha llegado a embargar ayudas de emergencia social a gente que no puede pagar los impuestos municipales”. Ya para terminar y como ejemplo de la presión que se ejerce sobre los ciudadanos se refirió a las multas, recaudando el doble de lo previsto en 2021 y, en tan solo los seis primeros meses del año, la estimación de todo el 2022.