El PP de Vigo denuncia que las asociaciones que organizan fiestas en la ciudad aún no saben si recibirán las ayudas del año pasado

El concejal Miguel Martín lamenta que el gobierno socialista de Abel Caballero incumpla sus propios plazos a la hora de asignar partidas que son fundamentales para la supervivencia de estos colectivos

Denuncia que esta falta de diligencia por parte del ejecutivo local ha generado malestar entre los afectados, que sacan adelante fiestas tradicionales, patronales o gastronómicas con sumo esfuerzo

El grupo municipal del Partido Popular ha denunciado este jueves la “falta de diligencia” con la que actúa el gobierno de Abel Caballero a la hora de otorgar las ayudas a los colectivos ciudadanos de Vigo, en esta ocasión a las asociaciones que, con sumo esfuerzo, organizan fiestas tradicionales, patronales o gastronómicas a lo largo del año. Tal y como ha desvelado el concejal Miguel Martín, el ejecutivo municipal todavía no ha resuelto la última convocatoria para la concesión de las subvenciones destinadas a estos eventos. El plazo de resolución para asignarlas venció el pasado mes de diciembre, lo que significa que las entidades ni siquiera saben si han resultado beneficiarias de dichas ayudas.

Este “retraso injustificable”, en opinión del edil del PP, provoca incertidumbre en las asociaciones, que no saben si pueden contar con las cuantías contempladas en la convocatoria. “Por no hablar, por tanto, de cuándo van a cobrar el dinero otorgado las que resulten admitidas, lo que les deja en una situación económica delicada”, ahonda Martín.

La convocatoria estaba encaminada a ayudar a las diferentes organizaciones por las fiestas programadas entre el 1 de noviembre de 2022 y el 31 de octubre de 2023. Pero en enero de 2024, y con los eventos ya celebrados, la tramitación todavía no ha concluido y “no sabemos cuándo va a finalizar”, ha señalado el concejal popular, para remarcar que esta situación “ha generado malestar en el colectivo”.

“Para el Partido Popular de Vigo se trata de un nuevo ejemplo de la falta de diligencia por parte de este gobierno municipal que una vez más llega tarde, mal y arrastro a la gestión diaria, incumpliendo sus propios plazos”, ha recalcado Martín.

Una situación que se produce después de un cambio de concejal responsable, lo que ha supuesto una “absoluta descoordinación que a día de hoy deja en el aire 239.000 euros, que son como agua de mayo para que las asociaciones puedan llevar a cabo sus actividades”, ha dicho. 

Para el grupo municipal popular, resulta “llamativo” que el gobierno local “se jacte” de ser buen pagador con las empresas mientras “tropieza una y otra vez a la hora de cumplir con sus obligaciones con los vigueses, acumulando retrasos injustificables”. A este respecto, basta recordar el caso de las becas de comedor, cuya dilación batió récords este año. Un caso similar es el de las ayudas para libros de texto, “que previsiblemente se volverán a pagar con el curso a punto de terminar”, según ha advertido Martín.