El PP de Vigo avanza la elaboración de un plan estratégico para el congelado, el marisqueo y la acuicultura de la mano del sector

Cifra en más de 1.000 millones de euros la apuesta del actual Ejecutivo autonómico por la pesca, el marisqueo y la acuicultura, una actividad  “estratégica y vital” que constituye el epicentro de todas y cada una de las políticas activadas desde el 2009

El PP de Vigo avanzó ayer la elaboración de un plan estratégico del congelado, el marisqueo y la acuicultura de cara al 2030, de la mano del sector y con la vista puesta en la adecuación de la estructura productiva internacional. Es una de las medidas que se incluyen en el programa electoral de los populares gallegos de cara a la cita del próximo 18 de febrero y a la que hicieron referencia tanto la presidenta de la agrupación local, Marta Fernández-Tapias, como el conselleiro do Mar, Alfonso Villares.

En estos términos se pronunciaron durante encuentro con representantes de la cadena mar-industria celebrado en el Liceo Marítimo de Bouzas, al que también acudió el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Carlos Botana, quien agradeció la implicación y sintonía del responsable autonómico de Mar con el sector y, específicamente, “con el Puerto de Vigo ante los grandes retos que tenemos por delante”. Entre ellos, citó la necesaria bajada del IVA del pescado y el fomento de su consumo, así como la necesidad de seguir trabajando juntos por el Corredor Atlántico y la consideración de Vigo como Puerto Nodal. Reivindicaciones que también hicieron suyas la presidenta local del PP y el conselleiro del Mar durante sus respectivas intervenciones, junto al trato discriminatorio al sector marítimo pesquero pare el que el Gobierno central prevé movilizar 50 millones de euros, muy lejos de los 1.000 millones del Perte Agroalimentario, denunciaron.

Prosiguió el máximo responsable portuario refiriéndose también a la “gran unidad” que existe actualmente en la Comunidad Portuaria, que está “remando en la misma dirección”, lo que ha brindado unos buenos resultados al puerto olívico.

Por su parte, la presidenta del PP de Vigo hizo referencia a la capacidad de Vigo para levantar las industrias pesqueras más importantes del planeta, aglutinando una de las mayores flotas del mundo. Según detalló, en términos sociales el sector es fuente de empleo para más de 40.000 personas en Galicia, representando el 5% del PIB de la Comunidad (9.000 millones de euros anuales).

Tapias cifró en más de 1.000 millones de euros la apuesta de la Xunta por la pesca, el marisqueo y la acuicultura desde el 2009. Una actividad, dijo, “estratégica y vital” que constituye el epicentro de todas y cada una de las políticas activadas por el actual Ejecutivo autonómico. Extremo éste último que fue refrendado por el conselleiro do Mar, quien añadió que atendiendo solo a 2023 se destinaron 87 millones de euros en recursos para el sector.

En su exposición, Villares defendió una gestión que durante los últimos años preservó el liderazgo de Galicia en el sector, generando casi la mitad del empleo en pesca y acuicultura de España. “Nos mantenemos a la cabeza en la transformación y conservación de los productos procedentes del mar y además somos la mayor productora de conservas de pescado y marisco de España”, anotó. Asimismo, recordó que la Comunidad representa el 50% del congelado en España, con la mayor concentración de empresas del sector.

Según indicó, en los últimos 13 años las exportaciones de productos del mar se dispararon un 125% hasta superar la cifra de los 2.700 millones de euros en 2022, lo que demuestra la fortaleza del sector gallego. Al hilo, mencionó el impulso a su internacionalización como una de las apuestas estratégicas del Ejecutivo gallego. “Galicia es la 11ª potencia exportadora mundial de productos de pesca, por delante de países como Japón o Islandia”, concluyó.

Otras de las iniciativas a las que se hizo referencia en las intervenciones y que están recogidas en el programa electoral del PPdeG son la demanda de una revisión de la Política Común de Pesca; la generación de un marco de conocimiento amplio ante los retos del sector y para la dinamización, transformación y comercialización de la cadena mar-industria; un plan para la renovación integral de los espacios para cofradías, armadores y vendedores; así como una adecuación de la formación a la realidad y necesidades del sector.