El PP de Vigo alerta de que la construcción del nuevo parque de bomberos de Esturáns está parada y no existe fecha para su reanudación

Tal y como refleja el expediente solicitado por el Partido Popular, la aparición de un depósito soterrado y de un talud llevó a la empresa a pedir una modificación del proyecto que todavía no ha salido adelante

Miguel Martín avisa de que este nuevo retraso provocará que una dotación tan importante para la ciudad no vaya a estar disponible, previsiblemente, hasta el año 2025

El Partido Popular de Vigo ha alertado este martes de que las obras de construcción del nuevo parque de bomberos de la ciudad, que estará ubicado en la zona de Esturáns, están “completamente paradas” desde hace meses y que no existe fecha para su reanudación. Así lo ha constatado el portavoz del grupo municipal, Miguel Martín, tras tener acceso este lunes al expediente correspondiente, solicitado la semana pasada.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

Tal y como refleja ese documento, la empresa adjudicataria pidió en septiembre de 2023 una reformulación del proyecto ante la aparición de un depósito soterrado de líquidos contaminantes y de un talud de tierra. Circunstancias que probablemente derivarán en un sobrecoste. Sin embargo, el Gobierno de Abel Caballero aún no ha sacado adelante ningún modificado. “Seis meses después, no sabemos nada”, ha refrendado Martín. Una tardanza que lleva al PP de Vigo a preguntar “si realmente hay algo más que compromete la reanudación y finalización del proyecto”.

El portavoz del grupo municipal popular ha recordado que las obras de este parque de bomberos tenían que haber finalizado en enero de 2024 tras doce meses de trabajos. No obstante, a día de hoy “no hay nadie trabajando” en su construcción. Esto implicará “un mayor retraso todavía en la puesta en marcha de esta nueva dotación, que previsiblemente no estará disponible hasta el 2025, como mínimo un año más tarde de lo inicialmente previsto”.

Un parque de bomberos que ya nació con polémica por la ubicación elegida, que no cuenta con el consenso de los profesionales debido a que las salidas se realizarán a través de vías secundarias, lo cual lastrará los tiempos de respuesta. Preocupa también la presencia de la escuela infantil próxima, en la calle Tomás Alonso, debido a la habitual presencia de coches aparcados en doble fila a las horas en entrada y salida del alumnado, lo que colapsa el tráfico en la zona. Pese a estas quejas, el Gobierno local optó por esta localización y descartó otras “mucho mejor comunicadas y que ofrecían mejores tiempos de respuesta”, según ha advertido Miguel Martín. A este “problema” se suma otro “aún más grave y por desgracia ya endémico”, como la falta de efectivos en el cuerpo de los bomberos de Vigo. Una plantilla que, tal y como reseña el concejal popular, “está muy por debajo de las recomendaciones para una ciudad de 300.000 habitantes y que supone que casi nunca esté disponible el número mínimo de efectivos exigido por guardia”. Esto obliga a cerrar el parque de Coruxo, “comprometiendo así la seguridad” de la ciudad. Situación que, como acaban de denunciar desde los sindicatos, se agravará los meses de verano debido a las vacaciones del personal.