“El agua es una concesión que el alcalde ha prorrogado dos veces y que estará hasta el 2025, cuando se tenía que haber terminado hace 5 años”, asegura Alfonso Marnotes

El portavoz popular aclara que la obra es consecuencia de la prórroga de la concesión y se hará con cargo a la tarifa: “No será con fondos europeos o estatales, lo que abarataría la tarifa a la mitad”

“Engañó a los vigueses cuando dijo que no prorrogaría la concesión, nos volvió a engañar cuando dijo que con la nueva tarifa el agua sería más barata y nos vuelve a engañar ahora con el coste”

El portavoz del grupo municipal del PP, Alfonso Marnotes, señaló este jueves que el problema del abastecimiento de agua en Vigo se debe a los retrasos de Abel Caballero en la construcción de la potabilizadora. El concejal respondió así al alcalde tras su anuncio de la obra de modernización de la ETAP de O Casal, en la que dice que la concesionaria invertirá 22,8 millones de euros, y a sus acusaciones a la Xunta.

Marnotes señala que esa obra es consecuencia de la prórroga del contrato “multimillonario y obsoleto” del abastecimiento de agua a Vigo que tiene más de 30 años. “El alcalde dijo que haría una nueva concesión y prorrogó el contrato a Aqualia el último día del año pasado, el 31 de diciembre de 2020, de manera extraordinaria y urgente y hasta el 2025. Un contrato de más de 200 millones de euros por el que pagamos el agua más cara de Galicia según la OCU”, aseguró.

El portavoz popular explica que con esa prórroga se adjudicó a dedo a la concesionaria la obra pública municipal más importante y más cuantiosa de la historia del Concello: 22,8 millones de Euros. “Es casi el doble del túnel de Elduayen o del ascensor Halo. Nunca el concello había acometido una obra de esta cuantía económica y lo ha hecho a dedo y con cargo al recibo que pagamos todos”, apuntó.

Marnotes indicó que la potabilizadora es una obra que la ciudad necesita desde hace muchos años, porque el problema de Vigo no es la cantidad de agua, sino la calidad. Explica el concejal que Eiras está casi al 90 % de su capacidad, pero cuando baja a la mitad la potabilizadora actual es inútil porque está obsoleta. “La obra de la potabilizadora tenía que haberlo hecho cuando se reclamó ya con la sequía del año 2017. Han pasado 5 años y no hemos avanzado nada”, añadió.

El portavoz popular recuerda que el alcalde aprobó una nueva tarifa con la promesa de que el agua sería más barata, pero lo cierto es que ahora pagamos más. “El alcalde nos engañó a los vigueses cuando dijo que no prorrogaría la concesión, nos volvió a engañar cuando dijo que con la nueva tarifa el agua sería más barata y nos vuelve a engañar ahora con el coste de la obra”, señaló Marnotes.

Además, recordó que el Gobierno central no ha declarado como actuaciones de Interés General del Estado las obras necesarias para garantizar el abastecimiento de agua a Vigo y al sur de la provincia de Pontevedra, tal y como se hizo con los abastecimientos de Lugo, Pontevedra y Ourense. Con esa declaración, sería el Estado el que haría las obras de abastecimiento y no el Concello.

Explica también Alfonso Marnotes que ya advirtió de que la concesionaria repercutirá los 22,8 millones que invertirá en mejorar la calidad de la ETAP de O Casal en la factura mensual. “Por tanto, la modernización de la potabilizadora le costará dinero a los vigueses, porque el alcalde decidió prorrogar una concesión del año 1991 caducada y obsoleta que nos condena a pagar el agua más cara de Galicia hasta el 2026”, indicó.

“Nosotros ya advertimos que la obra la tenía que hacer el Concello con fondos europeos y no Aqualia con cargo a la tarifa que pagamos todos. De esa manera se ahorrarían 22,8 millones de euros a los vigueses y la tarifa del agua bajaría a la mitad”, explicó Alfonso Marnotes.

Por último, señaló que “el agua es nuestra AP9, con una concesión que empezó en 1990, que el alcalde ha prorrogado dos veces y que estará hasta el 2025, cuando se tenía que haber terminado hace años”.