El pleno de Vigo reclama «medidas urgentes» para defender el sector naval con la abstención de PP y PSOE

Vista exterior del astillero de Barreras.

Dos mociones fueron debatidas y aprobadas instando a la Xunta y al Gobierno de España a la toma de decisiones “urgentes” y “en defensa” del sector, para resolver la “grave crisis” que atraviesa

El pleno de Vigo ha reclamado hoy a Xunta y Gobierno central la adopción de «medidas urgentes» para afrontar la crisis del naval y defenderlo mediante sendas mociones impulsadas por BNG y Marea de Vigo, y en las que se han abstenido los ediles del PP y el PSOE.

La moción del edil nacionalista, en un primer punto, requiere de los gobiernos autonómico y estatal la adopción “con urgencia de las medidas necesarias para garantizar la continuidad de la actividad del astillero Barreras y la reanudación de la misma en el antiguo Vulcano” y solicita también “desplegar una enérgica intervención pública para impulsar la conformación de un holding público-privado entre los distintos astilleros y empresas auxiliares y empresas transformadoras del metal en la ría de Vigo, para establecer sinergias que permitan el desarrollo de proyectos, procesos y #inversión comunes”.

Asimismo, se demanda “la creación de una mesa del naval para la ría de Vigo, con la participación del ejecutivo central, de la Xunta de Galicia, así como de las organizaciones sindicales y empresariales más representativas para buscar soluciones efectivas que blinden la continuidad del sector”.

El acuerdo adoptado contaba con dos puntos más, por un lado instando a la Autoridad Portuaria de Vigo a que “los pliegos para la nueva concesión portuaria nos terrenos del antiguo Vulcano condicionen esta al desarrollo de un proyecto industrial de construcción y/o reparación naval” y, en segundo lugar, “instando al alcalde a convocar una sesión extraordinaria y urgente del Consejo Social de la Ciudad para abordar la situación (…) y definir de manera conjunta y participativa, con las instituciones, entidades y organizaciones más representativas, una hoja de ruta para desplegar una respuesta en llave de ciudad ante esta situación”.

La segunda moción debatida y aprobada este miércoles fue la propuesta por Marea de Vigo. El acuerdo también requiere de la Xunta y del Estado “defender la continuidad del proyecto industrial del nuevo astillero en los terrenos de la antigua Vulcano, permitiendo que los nuevos accionistas soliciten la continuidad de la actividad y la posterior prórroga que fue por ejemplo concedida al astillero Armada que ocupa terreno portuario”.

En un segundo punto, la Corporación decidió demandar al Gobierno de España la “intervención pública inmediata de Barreras a través de la SEPI, comprando activos e incorporando la compañía a las que realizan sus actividades bajo el paraguas del ente público empresarial”. En tercer lugar, el texto insta “a la apertura urgente de una investigación de la fiscalía ante los indicios evidentes de descapitalización fraudulenta del patrimonio, derechos de cobro y de la carga de trabajo y la reputación del astillero y el sector.