El Parque Nacional de las Islas Atlánticas finaliza los trámites para la renovación de la Carta Europea de Turismo Sostenible

Se trata de un distintivo de promoción y conservación que tiene como objetivo global promover el desarrollo del turismo en clave de sostenibilidad en los espacios naturales protegidos de Europa

El Parque Nacional marítimo-terrestre de las Islas Atlánticas viene de finalizar los trámites para la renovación de la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS), un distintivo de promoción y conservación que otorga la Federación EUROPARC y que tiene como objetivo global promover el desarrollo del turismo en clave de sostenibilidad en los espacios naturales protegidos de Europa.

De este modo, el parque nacional viene de diseñar la estrategia de turismo sostenible para el período 2022-2025 que cuenta con cuatro objetivos operativos fundamentales.

En primer lugar, hace falta fomentar y mejorar la coordinación, la comunicación, la participación y la colaboración de todos los actores implicados en la conservación y desarrollo turística del territorio, así como poner en valor a CETS como elemento aglutinador y dinamizador.

El Parque se proponen no solo reforzar sus vínculos y mecanismos de cooperación con las empresas privadas empleando las sinergias positivas del Foro de la CETS como órgano de participación y debate, sino también iniciar el procedimiento para la adhesión de las agencias de viajes que comercialicen productos turísticos de calidad.

La mayores, el parque trabajará para reforzar la colaboración con otros espacios protegidos tanto del territorio español como de ámbito europeo que cuenten con la acreditación CETS y participar en las redes, foros y eventos relacionados con este proyecto.

También se trabajará para mejorar el conocimiento, seguimiento, conservación y puesta en valor del patrimonio natural y cultural a través del turismo. Aunque el parque ofrece en la actualidad un buen número de actividades y servicios, es fundamental que el sector turístico participe en la ampliación y mejora de la oferta en el ámbito del turismo de naturaleza.

En el que respeta a la mejora del comportamiento ambiental, la calidad y la responsabilidad social, se avanzarán propuestas para aumentar la eficiencia energética, utilizar energías renovables y hacer una gestión sostenible de los recursos.

Además, se diseñarán actividades, productos y experiencia específicas para cada tipo de perfil, haciendo hincapié nos colectivos con diversidad funcional y en riesgo de exclusión social.

En esa línea de reforzar la calidad turístico, es fundamental que tanto el personal del parque como los profesionales que trabajan en él posean la formación necesaria para desarrollar sus tareas de forma eficaz, por lo que se fomentará su reciclaje formativo y la ampliación de sus conocimientos sobre los recursos naturales y culturales de este espacio protegido.

Finalmente, el parque aprovechará su notoriedad para potenciar no solo el desarrollo y conocimiento de los 4 archipiélagos, sino también de los 4 municipios que los acogen. Para conseguir ese objetivo, se consensuará una estrategia de comunicación conjunta con todas las entidades turísticas con competencias en el territorio, incidiendo en la imagen de espacio protegido con valores culturales, interesante para la visita a lo largo de todo el año, y vinculado a las particularidades de cada una de las zonas.