El nuncio apostólico preside la misa de acción de gracias por la concesión del título de Basílica a la Concatedral

Se trata de un título concedido a pocos templos en todo el mundo que pone de manifiesto su valor significativo por la acción litúrgico-pastoral, historia y cultura

El nuncio apostólico de la Santa Sede en España, Bernardito Cleopas Auza, presidió ayer la celebración eucarística de acción de gracias por el título de Basílica Menor a la Concatedral de Vigo, que el obispo de Tui-Vigo, Luis Quinteiro, solicitaba el 28 de noviembre de 2019 y que el papa Francisco concedía el pasado 14 de julio de 2020.

Junto al nuncio y al obispo, concelebraron el actual párroco de la Concatedral-Basílica, Moisés Alonso, el vicario parroquial, Ramón Pena, el vicario general, Juan Luis Martínez, el vicario de pastoral, José Vidal, el canciller, Manuel Lage, y el secretario del obispo, Sebastián Castro.

A la cita, cuyo aforo se vio reducido debido a las restricciones de higiene estipuladas por las autoridades sanitarias, acudieron diversas personalidades públicas entre ellas, el alcalde de Vigo, Abel Caballero.

Al comienzo de la celebración, el canciller de la Diócesis, Manuel Lage, procedió a la lectura del decreto expedido por la Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos de la Santa Sede.

Tal y como explicó el nuncio apostólico, Bernardito Cleopas Auza, se trata de un título concedido a pocos templos en todo el mundo, que contribuye a intensificar el vínculo de unión entre la Iglesia diocesana y la Iglesia en Roma, y que, además, pone de manifiesto el valor significativo del templo por su acción litúrgico-pastoral, su historia y su cultura.

Con la adquisición de este nuevo título, la Iglesia Concatedral-Basílica de Santa María en Vigo, se convierte así en un espacio de referencia para la Diócesis, tanto en lo referente al culto, como en la formación de sus fieles.