EL MENTALISTA

Una mujer aparece asesinada de una manera un tanto extraña: atravesada por espadas en una caja fabricada para hacer ese truco en un espectáculo de magia. Un grupo de investigación formado por policías con problemas psiquiátricos de cierta entidad) pide ayuda a un mentalista, Vincent, experto en asuntos relacionados con la magia. Mientras intentan resolver el asesinato, hay dos crímenes más que parecen obra del mismo asesino. La novela explora esas situaciones complejas, al tiempo que avanza en la investigación de los crímenes.

Autor: Camilla LÄCKBERG, Henrik FEXEUS – Editorial: PLANETA. Barcelona, 2022 – Páginas: 720 – Género: Novela negra – Público: Adultos


Camila Läckberg (Fjällbacka, Suecia, 1974) es la gran dama nórdica de la novela de suspense. En efecto, desde que en 2002 publicó La princesa de hielo (no confundir su historia con la de la princesa Elsa, de Frozen, que es un invento de Disney), sus novelas escalan enseguida a la cima de más vendidas; hasta la fecha, en torno a quince millones de ejemplares vendidos prueban su éxito entre el gran público. La novela que reseño a continuación es su última obra, que escribe a cuatro manos con Henrik Fexeus (Örebro, Suecia, 1971), mentalista y presentador de televisión sueco, gran amigo suyo.

La novela está ambientada en Estocolmo y en 2022. En un parque público aparece una mujer asesinada de una forma un tanto macabra: atravesada por múltiples espadas, dentro de una caja. Mina, policía encargada del caso, agobiada porque no encuentra pistas para seguir el caso, decide acudir a Vicent Walder, un mentalista con amplios conocimientos de magia, para que les ayude a solucionar el caso. Poco después aparece otro cadáver, muerto en circunstancias parecidas, lo que lleva a Mina y a Vincent a pensar que podrían estar ante un asesino en serie.

Además de ofrecer su ayuda para resolver el caso de asesinato, Vincent, como buen conocedor de la psicología humana – es parte importante de su trabajo como mentalista – observa al grupo de policías que se encarga del mismo: un conjunto heterogéneo de personas con problemas casi psiquiátricos. Mina tiene un trastorno obsesivo compulsivo por su fobia a los gérmenes; Ruben necesita conectar y tener sexo con cuantas mujeres pueda, posiblemente por un engaño en alguna relación anterior. Peder acaba de ser padre de trillizas, y se duerme en todas las reuniones; Julia está intentando quedar embarazada… Aunque también el propio Vincent tiene problemas por su complicada familia.

Se trata de una novela muy trabajada, eso queda claro desde el comienzo. Claramente, las relaciones personales son fundamentales en el desarrollo del crimen, como lo tienen en la vida de los protagonistas. Que no hay uno sano. Siempre que leo novelas ambientadas en los países escandinavos (Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia) me llama la atención la situación social y familiar que describe. Y eso que es la cuna del llamado “estado de bienestar”. No hay una familia normal (matrimonio con afán de perdurar, hijos unidos a los padres, generosidad en las relaciones…), y eso me deja un regusto amargo durante la lectura. Reconozco que es algo personal, pero esa sociedad supuestamente evolucionada me da mucha pena.

El libro es muy interesante. Le pondría el “pero” de que intenta llegar demasiado lejos en el estudio psicológico de los personajes, que son muchos, y lleva en ocasiones a callejones sin salida; como el caso de los compañeros de Mina, cuyos problemas personales solamente quedan perfilados. Igual que algunos de los que tiene Vincent en su casa, o con su familia. En eso la novela se me queda incompleta. Y, honestamente, veía venir la solución de los crímenes; esperaba, no sé, algo más elaborado.

En definitiva, me pareció una buena novela, pero no a la altura de la fama de la autora.