El juzgado finaliza la instrucción del caso Samuel y abre juicio contra cinco personas por un delito de asesinato

Aprecia la agravante de discriminación por condición sexual con respecto a dos de los acusados

Está previsto que el juicio se celebre en la Audiencia Provincial de A Coruña antes del verano

El Juzgado de Instrucción nº8 de A Coruña ha finalizado la instrucción del caso Samuel y abre juicio oral contra cinco personas por un delito de asesinato, al apreciar las circunstancias agravantes de alevosía y ensañamiento. El juez considera que existen indicios suficientes para sentar en el banquillo de los acusados a los cinco en concepto de coautores. Además, en el caso de dos de ellos, el hombre y la mujer con quien primero se encontró la víctima, considera que existe la agravante de discriminación por condición sexual. Otro de los investigados será juzgado, además de por el delito de asesinato, por el de robo con violencia. En el caso, que se juzgará con jurado popular, están personadas, además de la Fiscalía y las defensas, una acusación particular y otra popular.

El juez relata en su auto como en un primer momento dos de los acusados “con el propósito de causar el fallecimiento” de la víctima, y en todo caso “siendo conscientes” de que sus actos podían causar el fatal desenlace o “admitiendo el riesgo que ello comportaba” le dieron patadas y puñetazos en la cara y en la cabeza, mientras que la mujer acusada en el procedimiento, “en unidad de actuación del ataque “, trató de evitar que el posteriormente fallecido fuese auxiliado por una amiga. Según todas las acusaciones, en poco tiempo se unieron a la agresión los otros dos varones que también serán enjuiciados, además de dos menores de edad en el momento de los hechos que ya han sido condenados por un delito de asesinato.

Según sostiene el juez instructor en su auto, “en ese escenario, la víctima se encontraba rodeada y golpeada, inerme, a merced y voluntad de su grupo agresores, en clara situación de inferioridad y desvalimiento, sin posibilidad alguna de defensa”.

Todas las acusaciones solicitan para los dos acusados que consideran que actuaron con la agravante de discriminación por la condición sexual de la víctima 25 años de prisión, y 22 para el resto de los encausados. A esto habría que sumar los 5 años que solicitan para el acusado del robo con violencia del móvil del fallecido. Aunque las detenciones se produjeron al poco de los hechos, la instrucción del caso ha sido compleja, entre otros aspectos, por las comisiones rogatorias que sido necesario enviar a Estados Unidos para poder acceder al contenido de las cuentas en redes sociales y aplicaciones similares de los sospechosos. Una vez finalizada la instrucción del caso, está previsto que el juicio se celebre en la Audiencia Provincial de A Coruña antes del verano. Por el momento, la situación personal de los encausados no variará: tres de ellos seguirán en prisión y dos en libertad.