El grupo socialista modifica el reglamento del pleno para otorgarse hasta cuatro turnos de palabra en cada intervención

El alcalde en un pleno.

La oposición municipal acusa al ejecutivo de Abel Caballero de querer «amordazar» al resto de partidos

El pleno del Concello de Vigo celebrado hoy ha aprobado, con el único voto a favor del grupo socialista en el gobierno, la modificación del reglamento que rige estas sesiones. El texto, que había levantado la polémica en las últimas semanas tras conocerse los cambios propuestos, ha salido, como era previsible, adelante pese a las quejas de la oposición municipal.

En este sentido, el nuevo reglamento confiere un mayor turno de intervenciones al grupo en el gobierno, que podrá sumar hasta 4 de los 7 turnos de palabra que podrá tener una moción a partir de hoy.

No en vano, el texto permite que el portavoz del PSOE intervenga aunque la iniciativa que se debata la defienda otro concejal socialista. A esto se suma, además, la posible intervención del alcalde, que tiene esa potestad siempre que lo considere oportuno.

Todos los grupos de la oposición han mostrado su rotunda oposición a estos cambios, acusando al gobierno local de querer «amordazar» a los demás partidos políticos.

En este sentido, el portavoz del grupo municipal del PP de Vigo, Alfonso Marnotes, ha advertido de que los plenos se convertirán «en un monólogo insoportable», para «que haya una sola voz en la ciudad, que repita una y otra vez la ocurrencia de turno del alcalde, y que, por supuesto, será la mejor del mundo, mejor que lo de París y lo de Nueva York».

Asimismo, el portavoz de Marea de Vigo, Rubén Pérez, ha incidido en que se ha adaptado el reglamento «a los intereses del grupo de gobierno» con el único objetivo de «amordazar aún más a los grupos, porque hay más pluralidad en el Pleno».

Y en la misma línea, el concejal del BNG, Xabier Pérez Igrexas, ha lamentado que el gobierno local rectifique «su deriva autoritaria«.