El grupo municipal del PP reprocha el doble discurso de Caballero por ofrecer becas de libros y retrasar el pago de las ayudas al comedor

El portavoz Alfonso Marnotes ve “inadmisible” que estén todavía sin resolver y recuerda que la convocatoria ya se demoró y hubo que ampliar el plazo hasta el 27 de agosto por el incremento de solicitudes

Señala que es el momento de estar del lado de las familias y aliviar la carga que soportan en el actual contexto de crisis económica

Reclama simplificar la tramitación y que se incremente la dotación presupuestaria para que nadie que cumpla los requisitos sea excluido

El grupo municipal del PP de Vigo ha reprochado hoy el doble discurso de Caballero, quien por un lado anuncia becas de libros para todo el alumnado en edad escolar, con independencia de la renta familiar, y por otro retrasa el pago de las ayudas de comedor a 1.600 escolares de la ciudad.

El portavoz de la formación popular, Alfonso Marnotes, ha reclamado al alcalde que centre su atención en especial en las familias con mayores dificultades. “Es el momento de estar a su lado y aliviar la carga que soportan en el actual contexto de crisis económica”, ha advertido.

En este sentido, el edil ha calificado de “inadmisible” que las ayudas para el comedor escolar estén a fecha de hoy todavía pendientes, cuando normalmente quedan resueltas en septiembre, por lo que ha exigido, en línea con la reclamación de las ANPAS, mayor agilidad.

Tras incidir en que el comedor como servicio complementario no es competencia exclusiva de las autonomías y que, al amparo de la ley vigente, puede ser gestionado directamente por los concellos, ha reclamado al Gobierno local que simplifique la tramitación y incremente la dotación presupuestaria de estas ayudas para que nadie que cumpla los requisitos quede excluido.

A este respecto, el concejal ha apuntado que es significativo que el Concello de A Coruña, con menos población en edad escolar, destine más de 2 millones de euros en ayudas a los comedores frente a los 1,4 de Vigo.

Marnotes ha incidido en la demora de la convocatoria actual para la que se tuvo que ampliar el plazo hasta el 27 de agosto por el incremento de solicitudes. Esto, en su opinión, demuestra la “poca previsión y la mucha improvisación del equipo de gobierno local”. “Era evidente que este año las solicitudes iban a dispararse, de manera que se tenía que haber reforzado el personal que las examina e incrementar la dotación presupuestaria”, ha dicho. Por tanto, ha recomendado, de cara a las próximas convocatorias, simplificar la tramitación y reforzar la plantilla de personal, mejorar la cita previa de las solicitudes y asignar mayores fondos a la convocatoria. “Esta ayuda debe estar concedida al inicio de curso y evitar así a las familias sin recursos que adelanten un dinero del que no disponen”.