El Gobierno de Vigo desaloja el Centro de Formación y Recursos para docentes

Instituto Municipal de Educación, donde se ubica el Centro de formación del profesorado. Foto: Brais Pérez

Tras la negativa de la comunidad educativa, de la inspección y de las Anpas de trasladar la Escuela Infantil Santa Marta el CEIP Ramón y Cajal, el alcalde Abel Caballero cumple su amenaza y desaloja, para ubicar allí la guardería, un centro en el que se forman miles de profesores desde hace 30 años

El Gobierno municipal de Vigo, a través de la Policía Local, ha notificado a la Xunta de Galicia el desalojo del Centro de Formación y Recursos para docentes, instalado en el edificio del Instituto Municipal de Educación. En dicha notificación se fija el desalojo para el 31 de julio, dando un plazo de 15 días a la administración autonómica para presentar alegaciones.

La delegada autonómica, Marta Fernández-Tapias, ha mostrado su «sorpresa» por esta forma de proceder del gobierno local, ya que dicho edificio viene siendo ocupado para formar a docentes de la provincia desde hace tres décadas gracias a un convenio entre Xunta y Concello.

Sin embargo, este acuerdo saltaba por los aires hace menos de un mes debido al traslado de la Escuela Municipal Infantil Santa Marta, que debe dejar su actual ubicación en el Barrio del Cura durante las obras de humanización del mismo. Para este traslado temporal de la guardería, el alcalde Abel Caballero proponía emplear las instalaciones del CEIP Ramón y Cajal, una alternativa que rechazaron las Anpas, la Inspección Educativa y la dirección del propio centro, entre otros, al incumplir las normas de espacio y seguridad relativas a la pandemia.

Ante estos hechos, el regidor culpabilizó a la Xunta de Galicia, y anunció en una rueda de prensa que trasladaría la EIM Santa Marta al Centro de Formación del Profesorado, donde también se ubica Foanpas Vigo, crítica desde el inicio con el traslado al CEIP Ramón y Cajal.

Ahora, y pese a que la Xunta le pidió al regidor que reconsiderase su decisión, para no dejar sin instalaciones a un centro por el que pasan anualmente 14.000 profesores, el Ayuntamiento de Vigo ha notificado la orden de desalojo.

En este marco, Marta Fernández-Tapias ha lamentado que Caballero toma esta decisión como «represalia» por el «no unánime» de la comunidad educativa al traslado de la escuela al CEIP Ramón y Cajal, un traslado que «técnicamente no es viable», y ha advertido de que la alternativa del edificio del Instituto Municipal de Educación «está lejos de ser una solución real».

«Y todo esto es consecuencia de que en sus cerca de 14 años de Gobierno no se hayan planificado nuevas escuelas infantiles en el centro de la ciudad, pese a que al Ejecutivo municipal le sobran ubicaciones alternativas», ha añadido, para afirmar que «buscar responsables fuera es mucho más sencillo que asumir la responsabilidad, algo a lo que el alcalde nos tiene muy acostumbrados».

«Me temo que la ciudad empieza a no creerse que todo pueda ser culpa de la Xunta», ha concluido la delegada que lamenta que se vaya a echar a los profesores de la que lleva siendo 30 años su casa.