EL ENIGMA DE LA HABITACIÓN 622

Un joven escritor, Joël Dicker, está desolado por el fallecimiento de su editor, y no consigue concentrarse lo suficiente para empezar a escribir. Además, su vida amorosa tampoco va bien. Así que, siguiendo el consejo de su asistente, se va de vacaciones a un hotel en la montaña. En dicho establecimiento, y en su mismo piso comprueba que a la habitación 621 le sigue la habitación 621-bis, y a ésta la 623. ¿Por qué no hay habitación 622? Su curiosidad le lleva a investigar lo que los empleados llaman “el incidente”, hechos acaecidos en el hotel quince años atrás, ayudado en su tarea por otra misteriosa turista.

Autor: Jöel DICKER –  Editorial: ALFAGUARA. Madrid, 2020. –  Páginas: 624 – Género: Literatura, novela negra. Púbico; Adultos


El joven escritor suizo Joël Dicker (Ginebra, 1985), de quien se ha dicho que es el “principito de la literatura negra contemporánea, el niño mimado de la industria literaria”, entrega en este 2020 una nueva novela, cumpliendo su propósito de publicar un nuevo título cada dos años.

En esta ocasión, el autor de la celebrada La verdad sobre el caso Harry Quebert nos sorprende desde el principio al ser él mismo, Joël Decker, el protagonista y narrador. Es cierta también la historia de la que parte, el fallecimiento de su propio editor, a quien dedica la novela de modo muy sentido.

El suizo muestra de nuevo su dominio de la narración por su forma de plantear las novelas, siempre de maneras no académicas, pero sorprendentemente atractivas. En este caso, arrancar de hechos reales te invita a preguntarte continuamente cuánto hay de realidad y cuánto de ficción en cada cosa que lees.

Utiliza de nuevo el recurso a los saltos temporales, que tan buen resultado le han dado en sus novelas anteriores, aunque esta vez parece dar otra vuelta de tuerca: juega con el lector dando la información con cuentagotas, y ese mismo juego mantiene la tensión de la novela. De alguna manera, podríamos definir su manera de narrar como una deconstrucción del relato, cambiando la estructura narrativa, y haciendo trabajar la mente del lector si quiere mantenerse al día. En definitiva, una brillante novela negra, quizá inferior a sus novelas anteriores, pero tremendamente atractiva. Destinado a un público adulto, aunque puede enganchar también a los jóvenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí