El Dr. Tomás Camacho habla de errores y aciertos de la Comunidad Científica en la Covid-19

El Dr. Tomás Camacho inauguró el curso académico de la Escuela Universitaria de Magisterio CEU de Vigo con una conferencia sobre la pandemia de la covid-19

Apuesta por mejorar la inversión en los servicios de medicina preventiva y epidemiología para fortalecer cualquier sistema de salud ante futuras pandemias

El Dr. Tomás Camacho García pronunció esta mañana la lección inaugural del curso académico de la Escuela Universitaria de Magisterio CEU de Vigo con una conferencia sobre la pandemia de la covid-19. En la ponencia, titulada “La pandemia de la covid-19: el papel esencial de los docentes”, el director técnico de Análisis Clínicos de VithasLab elogió el papel de la comunidad docente en el transcurso de la pandemia.

Durante su intervención, el responsable de VithasLab se centró en algunas lecciones que nos ha dejado ya el análisis de los escasos dos años de esta pandemia, reconociendo tanto los errores como los aciertos de la comunidad científica. Abogó como enseñanza aprendida, la importancia de invertir en los servicios de medicina preventiva y epidemiología para fortalecer los sistemas de salud ante posibles nuevas pandemias.

Entre los errores de la comunidad científica, el Dr. Tomás Camacho puso de manifiesto que, en un primer momento, el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) interpretó que prácticamente no había pacientes asintomáticos, “lo que nos confundió a todos”.

También recordó la importancia del factor de dispersión K (que analiza las agrupaciones de personas, y que permitió descubrir a los supercontagiadores). Este índice resultó ser más determinante a la hora de predecir la evolución de la pandemia, que el índice R0, o número de reproducción, que determina el número de personas promedio que un paciente infectado puede contagiar y sobre el que, inicialmente, se ponía el foco, ya que, ahora se sabe que no todo el mundo contagia por igual.

Este punto de su intervención fue constructivo y elogió las actuaciones tomadas en términos generales por las autoridades sanitarias; ya que, según dijo, se actuó con las armas que se tenía en cada momento y fue necesario ir cambiando la estrategia en función de cómo evolucionaba la pandemia y el conocimiento que de ella tenía la comunidad científica.

Sí tuvo palabras críticas para el fenómeno negacionista y los antivacunas, si bien ha recordado que este tipo de actitudes “han acompañado del ser humano en todas las epidemias”.

Papel de la comunidad docente

Según indicó el responsable de Análisis Clínicos de VithasLab, “una de las principales lecciones que ha dejado la pandemia es la importancia de los maestros para que los niños continúen en su proceso de aprendizaje; han logrado que el alumnado pueda estudiar en un entorno seguro y saludable, recuperando los conocimientos y las aptitudes que pudieron haber perdido como consecuencia del largo confinamiento”.

En esta línea, el Dr. Camacho García resaltó que “las adaptaciones pedagógicas han resultado fundamentales ya que los modelos tradicionales de enseñanza presencial no se trasladan a un entorno de aprendizaje a distancia; independientemente del tipo de canal utilizado, los profesores han tenido que adaptar sus prácticas y ser creativos para mantener a los estudiantes comprometidos y captar su atención, ya que cada hogar se ha convertido en un aula” aseveró.

De cara al futuro, el Dr. Tomás Camacho se aventuró a teorizar sobre el futuro de las epidemias, centrándose en la influencia que pueden tener los mosquitos y garrapatas, así como el cambio climático.

Como lecciones aprendidas, el responsable de Análisis Clínicos de VithasLab apuntó la necesidad de ser autosuficientes como país (con mascarillas, medicamentos, respiradores…); la importancia de la investigación y la necesidad de invertir en tecnología; así como, la necesidad de invertir los servicios de medicina preventiva y de epidemiología para fortalecer cualquier sistema de salud.