El Cunqueiro, segundo ‘centro de excelencia’ del mundo en afecciones coronarias con DCB

Este sistema tiene la ventaja de que no deja atrás material metálico, tal y como ocurre cuando se emplean stents que, una vez cumplido su papel, quedan alojados en la arteria de manera permanente

El Servicio de Cardiología del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo ha sido nombrado ‘Centro de Excelencia’ por el laboratorio B. Braun (Melsungen, Alemania), convirtiéndose en el primero de España y en el segundo del mundo que obtiene esta certificación para formar a nivel internacional a otros médicos y a personal sanitario en el tratamiento de afecciones coronarias con DCB.

- Publicidad -
Centaurus Box Vigo Cross Training

Esta técnica consiste en el empleo de un balón cristalino recubierto de sirolimus butilhidroxitolueno (DCB) para tratar placas arterioscleróticas en la arteria coronaria, en lugar de emplear stents metálicos liberadores de fármacos.

Este sistema tiene la ventaja de que no deja atrás material metálico, tal y como ocurre cuando se emplean stents que, una vez cumplido su papel, quedan alojados en la arteria de manera permanente.

Además del Cunqueiro, sólo hay otro hospital en el planeta con este reconocimiento y está en Postdam, país de origen del laboratorio.

Esta designación por parte del laboratorio que desarrolló esta técnica procede no sólo del empleo con éxito de este sistema en intervenciones llevadas a cabo en el Álvaro Cunqueiro, sino por la investigación y experimentación desarrollada por el Servicio de Cardiología, aportando resultados y mostrando opiniones de interés para el fabricante, ha informado el Sergas en un comunicado.

El pasado enero, profesionales Cunqueiro realizaron una intervención coronaria percutánea a una paciente de 50 años motivada por una síndrome coronario agudo empleando esta nueva técnica DCB.

Para mostrar la efectividad del tratamiento, los investigadores realizaron una técnica de imagen denominada tomografía de coherencia óptica (OTC) con la que visualizar el efecto del balón dentro de la arteria coronaria, pudiendo conformar la presencia de fármaco en la arteria inmediatamente después de su tratamiento y confirmando el efecto fármaco solamente 30 días después de la intervención.

Esta Condición de ‘Centro de Excelencia’ supone tanto el reconocimiento de la experiencia suficiente para emplear esta técnica quirúrgica como que el hospital se convierte en centro formador internacional del empleo de esta técnica a facultativos de otros países.