Enrique López Veiga, presidente de la Autoridad Portuaria, vota en contra «por coherencia» y defiende su postura de dar por extinguida la concesión al astillero, postura avalada por un dictamen del Consejo de Estado

El consejo de administración del Puerto de Vigo ha acordado hoy aplazar hasta septiembre, con el único voto en contra del presidente de la entidad, Enrique López Veiga, la decisión que deberá tomar sobre la concesión de parte de los terrenos que ocupa el astillero Vulcano, en fase de liquidación.

López Veiga ha defendido su voto en contra de ese aplazamiento «por coherencia» con su postura de dar por extinguida la concesión de Vulcano, avalada por un dictamen del Consejo de Estado que choca con lo dispuesto por los juzgados, que dan luz verde a la subasta de toda la unidad productiva.

En este sentido, Veiga ha detallado que la declaración de extinción de la concesión no tiene que ver, ni influye, en el uso y destino de los terrenos que ocupaba la misma, pues de existir solicitudes para el mismo uso u otro, será el Consejo de Administración quien deberá aprobarlo.

Así, ha matizado que con dicha resolución no se está decidiendo el destino de Vulcano sino sobre la resolución de extinción de acuerdo con el dictamen del Consejo de Estado sobre el asunto. Y ha hecho hincapié en que el futuro de las instalaciones y el área que ocupaba Vulcano lo decidirá en su momento el propio Consejo de Administración. Si la concesión se extingue, el Consejo podrá, si lo estima oportuno, convocar un concurso para otorgar una concesión por 50 años, incluido el naval si así se decide, ha razonado.

Septiembre clave

Con el aplazamiento de la decisión adoptado hoy, el próximo septiembre se antoja clave en el futuro de las instalaciones de Vulcano. No en vano, en ese mismo mes, concretamente el día 22, está citada en una notaría de Vigo la empresa Marina Meridional para que haga efectivo el pago de los 7,8 millones que ofertó por el astillero. El juez dispone en su auto que si ese día el grupo empresarial no realiza el pago estipulado o no comparece «se tendrá por desistida a la sociedad ofertante».

Hace dos semanas, José Alberto Barreras dejó entrever que si no aceptaban su plan de pagos, con el desembolso definitivo de los 7,8 millones que ofertó por Vulcano el 31 de marzo de 2021, desistiría de su proyecto. También afirmó que no se le puede exigir que la entrega de dinero sin saber si existe o no una concesión.

Este proyecto, vinculado al mantenimiento de la actividad naval en el astillero ha sido defendido por distintos actores económicos y sociales de la ciudad.


1 COMENTARIO

  1. Vivimos en un mundo fantástico… te compras un astillero pero no sabes si tendrás o no acceso a la lámina de agua (?) López Veiga acaba de inventarse los Astilleros EN SECO !

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí