El Concello de Vigo contrata 17 nuevos vehículos policiales, ninguno de ellos híbrido o eléctrico

La actual flota de la Policía Local está compuesta por 31 motocicletas y 13 turismos de propiedad municipal, y otros 12 vehículos, 3 furgones y 2 todoterrenos en la modalidad de renting.

Las unidades, de la marca Renault y que se incorporarán a la flota en una modalidad de renting, sólo presentan motores diésel o gasolina

La Junta de Gobierno local del Ayuntamiento de Vigo aprobaba ayer la contratación de nuevos vehículos para la Policía Local de Vigo. Un proceso iniciado hace ya más de un año, y que se ha concretado, finalmente, en la incorporación de 17 unidades, en las que llama la atención la ausencia total de cualquier tipo de híbrido o eléctrico.

Una situación que se produce pese a que las bases del contrato abrían la puerta a la posibilidad de ofertar, para las clases I y II (8 turismos patrulleros sin Kit de traslado de detenidos, y 4 turismos patrulleros con kit de detenidos), motor de «gasóleo, gasolina o híbrido enchufable».

Esta decisión contrasta con otras actuaciones del propio Gobierno local que, sin ir más lejos, ayer mismo anunciaba nuevas funciones para la tarjeta Pass Vigo, como la posibilidad de extender su uso al cargador de los vehículos eléctricos con el objetivo de fomentar este tipo de turismos en la ciudad. El propio alcalde, Abel Caballero, emplea habitualmente un coche eléctrico en sus desplazamientos, y ha llegado a afirmar que «una vez asumida, la cultura del automóvil eléctrico será como la del teléfono móvil».

Una cultura que, sin embargo, por ahora no asumirán los nuevos vehículos de la Policía Local. Serán en total 17, todos ellos de la marca Renault -lo que supone otra novedad- tras resultar Talleres Rodosa adjudicataria del nuevo contrato con una oferta algo superior al millón de euros.

La duración de este contrato será de cuatro años, incorporándose los vehículos en la modalidad de renting, defendida por el propio ejecutivo municipal en las bases: «Los datos que ofrece el sistema renting desde el primer contrato de alquiler adjudicado, hace siete años, son altamente positivos. Este modelo permite disponer de una flota renovada, nueva, amplia, aunque no suficiente, segura, menos contaminante, bien gestionada, con un servicio de mantenimiento y reparación ágil, sin apenas repercusión en la plena disponibilidad de la flota».

Las 17 unidades se distribuyen en 12 turismos patrulleros, cuatro de ellos con kit de detenidos; 3 furgones, dos de los cuales se destinarán a atestados y otro al grupo GOA; y dos vehículos tipo todo terreno ligeros SUV, para la Patrulla medio-ambiental (UMIR). Atendiendo a esta demanda, los nuevos vehículos que se incorporarán se corresponden con los modelos Renault Kadjar Zen TCe, el furgón Renault Trafic, el nuevo Trafic Combi 9, y el Renault Koleos.

De este modo, y ante la previsión de incorporar a 61 nuevos policiales -plazas arrastradas todavía de las convocatorias de empleo público de los años 2017, 2018 y 2019-, se completa la actual flota de la Policía Loca, que tiene, en propiedad municipal, 31 motocicletas y 13 turismos, y en renting otros 12 vehículos, 3 furgones y 2 todoterrenos.