El comité de Vitrasa tilda de «falta de respeto» las acusaciones del Gobierno de Vigo de estar siendo utilizados políticamente

«Queremos denunciar la manipulación que se hace por parte del Ayuntamiento de Vigo de las movilizaciones que estamos desarrollando las personas trabajadoras de Vitrasa», señalan

El comité de empresa de Vitrasa ha salido al paso de las acusaciones del gobierno municipal, que manifestaba en las últimas horas que los trabajadores de la empresa están siendo «utilizados» por BNG y CIG para «reventar» la ciudad, y que no han querido negociar con la concesionaria para poner fin al conflicto.

«Queremos denunciar la manipulación que se hace por parte del Ayuntamiento de Vigo de las movilizaciones que estamos desarrollando las personas trabajadoras de Vitrasa», señalan. Consideran que «las declaraciones de los responsables municipales a los medios de comunicación no se ajustan a la realidad y solo atienden a la versión sesgada de la dirección de la empresa».

Al mismo tiempo, han criticado que el gobierno municipal se alineado con las tesis de la empresa, cuando los trabajadores llevan «más de dos años esperando a que la compañía muestre disposición a negociar la renovación del convenio».

En ese sentido, han contradicho la versión de Vitrasa y del Ayuntamiento sobre la reunión de mediación del pasado viernes, y han apuntado que fueron los sindicatos los que propusieron suspender la huelga por una semana a cambio de mantener 3 reuniones de negociación ( y mantenerla suspendida si se iban produciendo avances), algo que Vitrasa no aceptó.

«La empresa se presentó en la mediación del pasado viernes sin pretensión alguna más allá de intentar desconvocar la huelga», apuntan y sostienen que «la única parte que estaba interesada en buscar soluciones» era la social. «Llegamos incluso a aceptar la suspensión de la huelga durante una semana, a pesar de no ser nuestra postura inicial y de ser nuestra única forma de presión, para poder comprobar el talante negociador de la empresa», añaden.

En este marco, el comité de empresa señala que el Ayuntamiento de Vigo está «intentando politizar una legítima protesta laboral pretendiendo hacer creer que todo este conflicto está organizado por un partido político y por un sindicato».

Consideran también que «con estas actitudes el Gobierno local pretende únicamente evitar asumir su responsabilidad en el conflicto y tratar de esconderse tras la cortina de humo de las declaraciones que en su día realizó el alcalde exigiéndole a las partes sentarse a negociar hasta encontrar una solución al problema del transporte público de nuestra ciudad».